Diseños hechos por computadoras: cómo la Inteligencia Artificial está cambiando la industria del diseño gráfico

La manera en la que pensamos el diseño y lo ejecutamos se encuentra viviendo un momento bisagra dentro de la historia: los desarrollos constantes en lo que a Inteligencia Artificial (IA) se refiere, junto a la demanda cada vez más creciente por parte de emprendedores que quieren lanzar su propia marca han convertido a este sector en algo mucho más vertiginoso. Así, mientras las pantallas y la hiperconectividad ganan cada vez más peso en nuestras vidas, también lo hacen en el paso a paso de comenzar tu propio negocio. En el siguiente artículo te comentaremos todo lo que debes saber al respecto.

Ya no cabe ningún tipo de duda sobre el rol que tiene la Inteligencia Artificial (IA) en las investigaciones y desarrollos tecnológicos actuales, llegando a influenciar de gran forma en sectores como la educación, la salud, la política y los sectores productivos, así como también ya ha pisado fuerte en el campo creativo. La enorme mayoría de aplicaciones móviles, páginas web y recursos en línea son ejecutados y creados con IA con la intención de mejorar la calidad de la experiencia del usuario, por ejemplo.

En esa misma dirección, también existen software y productos online que se nutren de la inteligencia artificial para producir diseños complejos y efectivos, resolviendo en cuestión de minutos y con un muy bajo costo lo que antes podía llevar a dilapidar dos de los recursos más escasos de una pequeña empresa: tiempo y dinero. De esta manera, cabe realizarse la pregunta sobre si nos encontramos en la puerta de una nueva era para el diseño en la historia de la humanidad y las industrias de la moda. Mientras internet nos convierte en seres cada vez más visuales, las apariencias importan cada vez más.

La era de la IA en el diseño gráfico

Cuando se piensa en IA muchas personas creen que hablamos de los primeros prototipos en la materia, pero lo cierto es que es una industria que ha crecido de forma exponencial. Un claro ejemplo de ello es en el diseño de logos. El creador de logos Tailor Brands es un claro ejemplo de este avance innovador, ya que se nutre de la inteligencia artificial para crear logos efectivos y atractivos visualmente para los pequeños y grandes emprendedores, ese sector que muchas veces no puede dedicarle todo el tiempo y dinero que quisiera a la imagen de su marca en un principio. Lo atractivo de Tailor Brands, además, es que ofrece muchas funciones personalizadas para que, a fin de cuenta, sea un ojo humano el que tome la decisión final.

En otras palabras, podríamos decir que este tipo de software nutrido con inteligencia artificial son capaces de imitar el trabajo de un diseñador, ya que se basan en los gustos y pedidos del usuario al igual que una agencia trabaja con lo que pide el cliente. Así, la idea de las emociones como un rol clave en este trabajo ha ido en retroceso para buscar una mayor efectividad y potencia en menos tiempo. Y la industria del diseño gráfico en internet está repleta de casos en la misma dirección.

Tal es el caso de muchos pesos pesados de la industria, como es Adobe. Su nueva herramienta de inteligencia artificial llamada Sensei utiliza el procedimiento de aprendizaje automático para que se puedan desarrollar páginas y sitios web que posean una gran calidad en relación la experiencia del usuario. En ese sentido, muchos desarrolladores y diseñadores lo utilizan como un asistente humano, el cual es ideal para generar efectos increíbles y el contenido ideal, fortaleciendo no solo al diseño gráfico, sino que también terminan de mejorar al sector digital en su conjunto.

Otro claro ejemplo de ello es el creador de sitios web 10web, que utiliza a la inteligencia artificial para crear nuevos sitios web. Para muchos especialistas, es considerado el sucesor nato de WordPress en un futuro no tan lejano, permitiendo que muchos pequeños y medianos emprendedores puedan crear un sitio de calidad en pocos minutos. Además de tener en cuenta las preferencias de diseño y la experiencia del cliente, 10web también ofrece los esenciales servicios de hosting, la optimización de complementos y velocidad de navegación y muchos más.

¿La Inteligencia Artificial sustituirá a los diseñadores humanos?

Esta es una pregunta que se repite todo el tiempo, sobre todo ante el avance y desarrollo de nuevas herramientas. Sin embargo, si uno le pregunta a los diseñadores, responde que no se debe temer (al menos en el largo plazo), ya que en realidad la IA es una gran facilitadora para el trabajo en menor tiempo y con mejores resultados. En ese sentido, este tipo de programas pueden hacer el trabajo duro y sucio para los humanos para que ellos puedan enfocarse de lleno en la parte artística y creativa, haciendo todo un poco más placentero.

De esta manera, tal y como indicamos anteriormente, la IA termina convirtiéndose en una suerte de asistente para el diseñador gráfico en la actualidad, sobre todo debido a algunas limitaciones que tiene esta tecnología. La primera de ellas es la cuestión de los matices: comprenderlos es una de las grandes especialidades humanas y para ello se debe contar con una inteligencia emocional y no simplemente con un veloz procesamiento de información. Eso nos permite prestar atención a pequeños detalles que marcan la diferencia en todo mensaje: tonos de voz, lenguaje corporal, dobles sentidos y mucho más. Los clientes muchas veces terminan de descubrir lo quieren de sus diseños en esos pequeños momentos de la comunicación.

Otra limitación que posee es la originalidad: el ser humano es capaz de imaginar y el arte es el resultado de todo ello. Así, creamos todo el tiempo cosas que no están en este mundo. La IA (al menos por el momento) no tiene esa capacidad de inventar ni imaginar. Lo mismo ocurre con la calidez que puede aportar el contacto humano: si bien el comercio en línea y las redes sociales están en franco aumento, la experiencia de hablar con otro sigue siendo preferida por millones de personas y eso no pareciera que fuera a cambiar en el corto plazo. En este punto vuelven a tener lugar los matices: un vendedor o vendedora puede reconocer en segundos los gustos y pedidos del cliente al entablar una conversación.

Conclusiones finales sobre el diseño gráfico y la Inteligencia Artificial

Como ha quedado expuesto en este artículo, la IA es una tecnología cada vez más importante y sus cualidades no entran en discusión. Todos los días penetra un poco más en diversas actividades y sorprende cómo es capaz de imitar a la inteligencia de los seres humanos, ese factor que nos convierte en únicos como especie. Sin embargo, todavía sigue dependiendo mucho de lo que un ser humano requiera y solicite de ella. El diseño gráfico, tal y como hemos comentado, es un ejemplo cabal de ello.

La Inteligencia Artificial pudo facilitar y agilizar la tarea para muchos diseñadores y emprendedores, pero lejos está de acabar con la genialidad detrás de la mano humana. Hasta el momento, eso sigue siendo irremplazable y por ello cada vez más personas dan rienda suelta a su costado creativo a la hora de elegir una carrera.