Científicos mexicanos patentan un parche para combatir el colesterol elevado

Un equipo de investigadores de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, de la UNAM, desarrolló un sistema transdérmico para el tratamiento de altos niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, problema común en la población mexicana.

El encargado del proyecto, el Dr. en Ciencias Químicas José Juan Escobar Sánchez actualmente trabaja en el Departamento de Ingeniería y Tecnología Farmacéutica de la FES Cuautitlán. En donde desarrolla investigaciones en Farmacia y Tecnología Farmacéutica, Farmacología, Nanotecnología y Dermatología.

El nivel elevado de colesterol y triglicéridos en la sangre es un síndrome conocido como dislipemia. En su tratamiento común los fármacos se administran vía oral, lo que provoca irritación gástrica y fluctuaciones, esto hace ineficaz la medicación y con efectos adversos fuertes para los pacientes. El parche que se ha desarrollado pretende revolucionar este método.

¿Cómo funciona?

La base del parche está formada por quitosán y poloxámero, los cuales ayudan a reducir los niveles de lípidos. Los pacientes pueden colocarlo sin necesidad de acudir a un especialista y puede tener una duración de entre siete y 15 días, durante los cuales el fármaco se libera gradualmente. La bio-adhesión del parche tiene mejores resultados en zonas con poca vellosidad, además de que es impermeable, ofrece un efecto local sistémico de liberación por micro inyecciones.

“Por el ritmo de vida y el estrés en el que estamos inmersos, los parches pueden ser un tratamiento más eficiente que la vía oral, justo porque no hay fluctuaciones si se te olvida tomarlo o porque ya no completes el tratamiento”, dijo a UNAM Global, el doctor Escobar Chávez, quien tiene cinco patentes por diferentes sistemas para combatir diversas enfermedades.

Antes de poner en marcha el tratamiento, el individuo debe bordear su piel con un rodillo compuesto por micro agujas que perforan la capa superficial, lo cual no representa ninguna molestia.

El problema de las dislipidemias en México ha ido en aumento, debido a los altos índices de obesidad. Además, es un potencial causante de infartos cardiovasculares, los cuales son la primera causa de muerte en el país.

Cada vez hay más tratamientos enfocados a mejorar nuestros padecimientos, como el reemplazo de las inyecciones de insulina para personas con diabetes. Sin embargo, hay que recordar que el primer paso para evitar un cerebro más pequeño por grasa abdominal es la prevención.

Fuente: nmas1.org

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!