Venezuela canjea deuda por petróleo aprovechando la bonanza

El país caribeño tiene una enorme deuda externa, y muy poco de esa deuda se podrá pagar a corto plazo, de hecho, muchos han afirmado en el pasado que para pagarla habrían de pasar más de 80 años. Es por ello que el gobierno de Venezuela ha llegado a un trato con Italia en el que pagarían dicha deuda con crudo.

Actualmente, el precio del petróleo ronda los USD 120, similar a lo que habría cotizado durante años mientras el difunto ex presidente venezolano, Hugo Chávez iniciaba su gobierno y empezaba su lento y desastroso tránsito al sueño socialista del siglo XXI. El resultado fue la deuda más grande de la historia del país, el saqueo de las arcas públicas, una oposición con poco o ningún poder y una extrema hiperinflación tras la llegada de Maduro al poder. La primera carga con 650.000 barriles habría llegado a costas italianas hace poco en un carguero fletado.

El embargo terminó

La guerra en Ucrania volvió a torcer el panorama geopolítico mundial, obligando a los Estados Unidos a buscar aliados más cercanos en el ámbito comercial y sobre todo para la compra de crudo. Fue así como el presidente Biden enviaría una comitiva para entablar conversación con el gobierno de Venezuela y con ejecutivos de la empresa estatal PDVSA.

Palabras más y palabras menos, el gobierno de Maduro recibió la noticia de que el embargo terminaba y el país estaba habilitado para comerciar con quien quisiera. Desde entonces, grandes cantidades de capital empezaron a llegar al país caribeño, el cual usaría para iniciar pagos de deuda, incrementar los sueldos e invertir en políticas que nada parecen tener que ver con la agenda socialista que hasta ahora el gobierno había perpetuado. La inflación por otro lado, empezó a desestancarse en ese país y se incrementaron aún más las transacciones en dólares, moneda que hace años habría destronado a la moneda local y que actualmente volvería a devaluarse.

Otras materias primas como el oro y los minerales también se están poniendo a valer, de recursos que se encuentran en abundancia en el suelo latinoamericano, y particularmente el país al que nos referimos en este post. Se cree que el precio del oro en 2022-2024 escalaría poco a poco en valor, consolidándose como activo internacional de reserva a mediados de la década nuevamente.

Las materias primas volverán a cotizar

Si bien hasta ahora, la tecnología y la innovación en este campo desde 2012 y la entrada de Facebook a la bolsa, actualmente las grandes tecnológicas han pasado a la palestra pública con escándalos y desconfianza, sin hablar de la censura y las cuestiones relacionadas a la privacidad parecían derrumbar el sueño de Zuckerberg de conectar al mundo, que pasó de parecer un mundo ideal a una completa distopía orwelliana.

Es por ello, por la guerra y por el fantasma del Covid-19 todavía embrujando la sociedad que el foco nuevamente se pone en lo tangible, es decir, las materias primas y las empresas energéticas. El mercado fluctúa mucho, y no podemos tener certeza alguna de que seguirá siendo así a final de año, pero todo indica que los países emergentes tienen una nueva e invaluable oportunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.