Grillos, la causa del supuesto ataque acústico a diplomáticos de EE.UU

El misterio de los ataques acústicos que denunciaron diplomáticos estadounidenses hace dos años en Cuba parece resuelto. Dos científicos aseguran que corresponden al ruido producido por grillos.

El canto del grillo de la especie A. celerinictus, común en el Caribe, mostró un patrón similar al de las grabaciones del Departamento de Estado de EE.UU en Cuba. entnemdept.ifas.ufl.edu

A finales de 2016, un grupo de diplomáticos enviados a la embajada de los Estados Unidos en Cuba se quejaron por sufrir repentinamente problemas de salud como dolor de oído, tinnitus, vértigo y dificultades cognitivas. La queja fue creciendo hasta convertirse en un delicado asunto diplomático internacional en la que el Departamento de Estado de EE.UU se atrevió a afirmar que se trataba muy posiblemente de “ataques acústicos”. (Lea: Los misteriosos ataques acústicos que denuncia EE. UU).

La teoría del “ataque acústico” surgió cuando los diplomáticos afectados aseguraron que los síntomas aparecieron después de escuchar ruidos extraños en sus hogares o habitaciones de hotel. La tensión diplomática llevó al gobierno de los Estados Unidos a reducir el número de agentes enviados a La Habana durante un tiempo.

La investigación inicial conducida por Estados Unidos en las habitaciones ocupadas por los funcionarios llevó a recolectar grabaciones que más tarde fueron reveladas por la agencia de noticias Associated Press (AP).

El caso despertó el interés y el debate de la comunidad médica internacional. Dos investigadores, Alexander Stubbs de la Universidad de California en Berkeley y Fernando Montealegre-Z de la Universidad de Lincoln en Inglaterra, decidieron involucrarse por su cuenta en el misterioso caso y estudiaron la grabación de los sonidos divulgada por la Associated Press. Las conclusiones publicadas en un artículo en la revista BioRxiv, de acceso abierto, parecen resolver el misterio.

“Como se muestra aquí”, anotaron los dos autores, “la canción de llamada del grillo de cola corta de las Indias (Anurogryllus celerinictus) combina, con detalles matizados, la grabación de AP en la duración, la frecuencia de repetición del pulso, el espectro de potencia, la estabilidad de la frecuencia del pulso y las oscilaciones por pulso”. El siguiente gráfico muestra la comparación de las grabaciones con los cantos de diferentes especies de grillos.

Para Stubbs y Montealegre, la evidencia que acaban de presentar “proporciona una fuerte evidencia de que una llamada de grillo con eco, en lugar de un ataque sonoro u otro dispositivo tecnológico, es responsable del sonido en la grabación”.

Fuente: elespectador.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!