En riesgo de desaparecer 31 lenguas indígenas de las 68 que hay en México

Hoy una lengua ha muerto, la lengua Pame característica de las zonas centro-norte de México, y están en alto riesgo de desaparecer 31 más, informó Juan Gregorio Regino director del Instituto Nacional de la Lenguas Indígenas (Inali) durante una rueda de prensa para anunciar el Congreso Interestatal para la Institucionalización de la lengua Hñähñu (Otomí).

“Actualmente, estamos tratando de orientar un programa dirigido a salvaguardar las lenguas en riesgo que incluye una estrategia de registro y revitalización. Sin embargo, esto exige políticas públicas diferenciadas pues no todas se pueden tratar igual”, informó.

A la fecha existen 25 millones 694 mil 928 mexicanos indígenas, de los cuales 7.4 millones hablan alguna de las 67 lenguas indígenas (68 sumando el Pame). No obstante, 810 mil 505 personas son monolingües, es decir no tienen con quien hablar su lengua materna, de ahí que se encuentren en riesgo de desaparecer.

“La importancia de los idiomas es toda la vida, toda la cultura, todo el conocimiento y la sabiduría que se guarda en la lengua y eso es todo lo que perdemos, cuando perdemos la lengua”, intervino, Veronica Kugel de la subsecretaria de fomento y patrimonio cultural de Hidalgo.

Institucionalizar la lengua Otomí

Con la finalidad de garantizar los derechos lingüísticos de los habitantes de la lengua Hñähñu, el INALI propone integrar una comisión para la institucionalización del Otomí a los estados de: Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Puebla, Queretaro, Tlaxcala, Veracruz y Estado de México; pues tienen asentamientos con pueblos originarios hablantes de esta lengua.

Cuando hablamos de institucionalización —explicó Juan Gregorio Regino— hablamos de sacar del aislamiento a las lenguas indígenas y en especial al Hñähñu, pues ha sufrido, al igual que el resto, de un proceso de desplazamiento, subordinación y discriminación, esto la ha mantenido aislada y no convive, tampoco alterna con el español. “La posibilidad de institucionalizar una lengua significa que alterna en el sentido de igualdad el otomí con el español”, indicó.

Buscando, de esta forma, promover su uso al crear una Comisión Interestatal para la Institucionalización de la lengua Otomí en donde se pueda instaurar una norma de escritura ya que establece las grafias, sus normas de uso y la ortografía de una lengua para producir material escrito consistentemente.

“Las lenguas indígenas en el marco de la cuarta transformación nos significa un reto: pasar de un modelo monolingüe a uno multilingüe. Las lenguas en este caso constituyen una herramienta de reformación idiomática. Es un acto de recuperación que nos va a permitir contrarrestar la discriminación”, dijo el director del INALI.

El congreso se llevará a cabo el próximo 21 de febrero, en el marco del Día Internacional de la Lengua Materna, en las 8 entidades donde se habla. Asimismo, el año 2019 conmemora el año internacional de las lenguas indígenas por lo que debemos recordar que México tiene un crisol de lenguas y por tanto de pensamientos, que se extinga una lengua es perder la diversidad cultural.

Fuente: Foro Consultivo de CyT

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!