Elon Musk construye Tesla Gigafactory en Shanghai para evitar guerra comercial de China y EU

Elon Musk anunció el inicio de la construcción de su nueva Tesla Gigafactory en Shanghai, un proyecto que podría ayudarlo a evitar la subida de impuestos para los automóviles producto de la guerra comercial entre Donald Trump y China.

La nueva fábrica, ubicada en el distrito de Lingang de Shanghai, fue anunciada por primera vez en julio y podría ser un remedio para los problemas de operar en China, que Tesla atribuyó en parte a la guerra comercial de Trump. Musk dijo que la fábrica estaría terminada para fines de 2019 y que podría estar lista en algún momento este verano.

“[Estamos] apuntando a finalizar la construcción inicial este verano, comenzar la producción del Modelo 3 a fines de año y alcanzar la producción de alto volumen el próximo año”, dijo Musk en un tuit. “La producción de los Modelos 3 y Y de la Giga[Factory de] Shanghai servirá a la mayor región de China. La Giga de Shanghai producirá versiones asequibles de 3 y Y para China”, dijo en otro tuit.

En octubre, Tesla dijo que los aranceles impuestos por China para contrarrestar los fabricados por Trump “dieron como resultado un arancel de importación del 40% para los vehículos de Tesla frente al 15% para otros autos importados en China”. Además, citó como un problema los “vientos en contra que enfrentamos por las tensiones comerciales en curso entre Estados Unidos y China”.

Luego, a finales del año pasado, China regresó el arancel del 40% al 15% como parte de la tregua de 90 días alcanzada por Trump y el presidente chino, Xi Jinping. Este plazo se revertirá al 40% el 1 de marzo a menos que las dos naciones alcancen un acuerdo comercial más amplio.

Los planes de Tesla

Tesla planea que la nueva fábrica de Shanghai produzca 500,000 autos al año en suelo chino. Sin embargo, cualquier ahorro de costos para Tesla dependerá de cuál sea el régimen arancelario cuando comience la producción. Además, también dependerá de los detalles precisos de la cadena de suministro. Por ejemplo, los componentes de Tesla fabricados en los EE. UU. Y luego enviados a la fábrica de Shanghái para su ensamblaje probablemente aún enfrentarán algún tipo de tarifa.

No obstante, Tesla ha dicho anteriormente que la fábrica de 2 mil millones de dólares le ayudaría a lidiar con el problema de los aranceles. En la declaración de octubre, Tesla dijo que aceleraría la construcción como respuesta a los problemas comerciales. Luego, en noviembre, Tesla redujo el precio de sus autos en China para equilibrar el costo de las nuevas tarifas impuestas por el gobierno chino.

Musk ya había obtenido el permiso del gobierno chino el 10 de julio para construir la fábrica, la primera de Tesla fuera de los EE. UU. La fábrica de Shanghai duplicaría el tamaño de la fabricación global del fabricante de automóviles eléctricos, dijo Reuters.

Construir fábricas no es la acción que Tesla ha tomado para asegurar su posición en el mercado chino. En noviembre del año pasado, se supo que la compañía de autos eléctricos estaba compartiendo información sobre sus usuarios con el gobierno chino.

Fuente: nmas1.org

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!