Científica mexicana desarrolla antibióticos del chile de alta pureza capaces de atacar bacterias

Con la finalidad de generar nuevas opciones de antibióticos en la industria farmacéutica y descubrir —desde la ciencia básica— nuevas aplicaciones de la defensina del fruto del chile, investigadores del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) trabajan en el desarrollo de antibióticos de chile de alta pureza.

Lo anterior lo dio a conocer la líder del proyecto, doctora Georgina Estrada Tapia, investigadora de la Unidad de Bioquímica y Biología Molecular de Plantas del CICY, quien explicó que este trabajo surgió como resultado de una tesis de maestría, donde se descubrió que las moléculas de chile no sólo eran efectivas para atacar hongos, sino también a las bacterias.

Cabe destacar que este trabajo se realiza en la línea de investigación Interacción planta patógenoy actualmente se estudia cómo las moléculas del chile podrían combatir las infecciones bacterianas, no sólo en plantas, sino también en seres humanos. Además, dijo que se tiene la opción de seguir explorando el andamiaje de este tipo de moléculas para encontrar nuevas aplicaciones, por ejemplo, el tratamiento para bacterias que actualmente presentan multirresistencia a los antibióticos.

La doctora Estrada Tapia señaló que las defensinas del fruto del chile pueden aplicarse a infecciones por hongos, virus y bacterias, principalmente, pero también tienen potencial citotóxico, por lo que la industria farmacéutica está voletando a ver a estas moléculas como base para el diseño de nuevos fármacos en general, ya que es muy estable y tiene propiedades muy interesantes.

En este sentido, indicó que este antibiótico que se trabaja en el CICY es diferente a los que existen en la industria porque se une a ligandos estructurales (componentes de la membrana celular), lo que le da una mayor efectividad ante la resistencia bacteriana.

Además, dijo que el estudio ya se ha realizado con éxito in vitroy actualmente se busca realizar colaboraciones estratégicas que permitan llevar el estudio a un nivel más avanzado en cuanto a bioseguridad.

Es importante mencionar que este proyecto participó en la Cohorte 2018 del Nodo Binacional de Innovación Sureste 2018 (NoBI Sureste), programa donde bajo la metodología Icorps, un líder investigador, un líder emprendedor y un mentor de negocios exploran la viabilidad comercial de sus proyectos científicos. En este caso, la doctora Georgina Estrada fungió como líder investigador, y Luis Antonio Sánchez Guzmán, estudiante de Administración de Negocios y Dirección de la Universidad del Valle de México, Campus Mérida, como líder emprendedor.

Luis Sánchez ahondó en la participación de este proyecto en NoBI Sureste, al detallar cómo el equipo se entrevistó con personal de hospitales, empresas farmacéuticas, distribuidoras, laboratorios, áreas de investigación y con el sector gubernamental para conocer sus necesidades y adaptar esta tecnología.

Finalmente, el líder emprendedor dio a conocer que a partir de estas entrevistas se pudo saber que la industria farmacéutica busca la creación de un producto inocuo, de una sola dosis y que funcione contra la resistencia bacteriana, pero además, también se pudo conocer la problemática real en el sector salud en cuanto a los antibióticos, así como las limitaciones y las aplicaciones de la tecnología. “Conocimos cómo funciona el registro de un nuevo medicamento y vimos el tiempo que lleva aplicar lo que se desarrolla en el laboratorio” (JCDO / Divulgación CICY).

Fuente: Noticyti

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!