Observan en el veneno de escorpión posible potencial para detectar tumores cerebrales, según estudio

Los científicos han desarrollado una técnica de imágenes que usa una versión sintética de un compuesto hallado en el veneno de escorpión para facilitar ver los tumores cerebrales, según los resultados de un ensayo clínico temprano.

En esencia, la técnica “ilumina” el tumor, permitiéndoles a los neurocirujanos obtener una mejor imagen de la ubicación y magnitud de los tumores malignos, los cuales a menudo son difíciles de extirpar por completo.

Un equipo del Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles y Blaze Bioscience Inc. desarrolló el compuesto sintético, una sustancia conocida como tozuleristide, o BLZ-100, el cual no es tóxico y se fija a las células tumorosas.

El enfoque del equipo implicaba administrar BLZ-100 a pacientes con tumores cerebrales junto con un tinte fluorescente que brillaba cuando era estimulado por un láser próximo al infrarrojo. Los investigadores esperaban que la separación entre las células sanas y el tumor se hiciera más claro al verse a través de una cámara de alta sensibilidad próxima al infrarrojo y desarrollada especialmente.

“Con esta fluorescencia, el tumor se ve mucho más claro porque se ilumina como un árbol navideño”, dijo en una declaración el Dr. Adam Mamelak, alto investigador del ensayo y especialista en tumores pituitarios y cirugía endoscópica en la base del cráneo.

Ser capaz de ver el tumor con más claridad sería beneficioso para los neurocirujanos porque facilita la extirpación de células malignas. Cuando se trata de gliomas —una forma altamente letal de tumor cerebral—, la extirpación de células malignas es especialmente difícil porque son difíciles de distinguir del tejido cerebral normal.

El glioma —que comprende alrededor de una tercera parte de los tumores cerebrales— usualmente no responde a los tratamientos tradicionales como la quimioterapia o la terapia de radiación, por lo que la extirpación efectiva del tumor podría ser la única vía de salvación de los pacientes.

En el ensayo clínico —que involucró a 17 pacientes adultos con glioma—, los científicos administraron dosis diferentes de BLZ-100 antes de la cirugía. Hallaron que este hacía fluorescer los tumores, según un estudio publicado en la revista Neurosurgery.

Al usar la cámara especial, los cirujanos fueron capaces de pasar de una visión “normal” a una vista mejorada que mostraba los tumores fluorescientes durante la cirugía. Después de las operaciones, los investigadores monitorearon a los pacientes por 30 días, y los resultados iniciales indicaron que el sistema era seguro de usar.

“Para un cirujano, esta integración sin problemas de imágenes fluorescientes en el microscopio quirúrgico es muy atractiva”, dijo Mamelak.

Es importante señalar que este ensayo solo implicó una muestra pequeña de 17 personas, por lo que se necesita más investigación para evaluar la seguridad del sistema antes de que pueda ser aprobada para su uso en el mundo real por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos. Ya ha empezado otro ensayo de la técnica. Aun más, la cámara necesita ser refinada para que los cirujanos puedan usarla sin problemas.

No obstante, los investigadores dijeron que la técnica era prometedora y también podría ayudar en las imágenes de otros tipos de cáncer. “La meta final es darle mayor precisión al cuidado quirúrgico que les damos a nuestros pacientes”, dijo en la declaración Keith Black, director del Departamento de Neurocirugía en Cedars-Sinai.

Fuente: newsweekespanol.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!