Los monos capuchinos sudamericanos comenzaron a usar herramientas de piedra hace al menos 3.000 años

Un equipo internacional de científicos ha descubierto que los monos capuchinos de cabeza negra que viven en Brasil han estado usando piedras para romper nueces y semillas durante casi tres mil años, informó Nature Ecology & Evolution. Durante este tiempo, las herramientas cambiaron, se hicieron más grandes y más pesadas, luego más pequeñas y más livianas, y, aparentemente, sirvieron para diferentes propósitos.

El uso de herramientas de piedra se considera la etapa más importante en el desarrollo humano. Pero además de las personas, otros animales usan herramientas de piedra. Los macacos de cola larga (Macaca fascilularis) de las islas de Tailandia utilizan piedras para romper las conchas de los moluscos y los frutos de la palma aceitera.

Además, los chimpancés de África occidental (Pan troglodytes verus) también cortan nueces con piedras, y lo hacen de generación en generación: los investigadores encontraron herramientas de piedra utilizadas por monos hace 4.3 mil años.

Diferentes tipos de herramientas

Ahora, de acuerdo a Michael Haslam y Tomos Proffitt de la Universidad de Oxford, los monos capuchinos de cabeza negra (Sapajus libidinosus) también utilizan las piedras como herramientas, y lo han venido haciendo durante cientos de años. Los científicos y sus colegas del Parque Nacional Serra da Capivara en el este de Brasil descubrieron hace unos años que los capuchinos usaron hace 600–700 años para romper los anacardos.

Como mostraron las observaciones, los monos seleccionan las herramientas más adecuadas para sus propósitos y usan piedras planas pesadas como un yunque, y piezas más pequeñas y duras como un martillo. Además, almacenan las herramientas ya sea en las ramas de los árboles de anacardo, o las apilan en las raíces.

Después de la publicación del artículo, los científicos continuaron excavando en Serra da Capivara y encontraron otras 122 piedras utilizadas por los capuchinos. Mediante el análisis de radiocarbono, los autores dataron las capas estratigráficas en las que se encontraban las piedras, y encontraron que las más antiguas tenían alrededor de tres mil años; estaban fechadas durante un período de 2422–2993 años.

Así mismo, el tamaño de las herramientas fue cambiando a lo largo de los milenios: los capuchinos probablemente las usaron para diferentes propósitos, eligiendo las más adecuadas de acuerdo a sus necesidades. Hace tres mil años, aparentemente, rompían semillas o nueces menos duras que los anacardos, usando piedras pequeñas y relativamente ligeras. Luego, hace 300–640 años cambiaron a herramientas más grandes (p = 0.004) y pesadas (p = 0.001), y ahora las piedras son ligeramente más pequeñas (p = 0.007) y más ligeras (p = 0.02).

Vale la pena señalar que los capuchinos en la Serra da Capivara usan piedras no solo para cortar anacardos, sino también para muchas otras tareas. En particular, rompen frutas con piedras, excavan el suelo, ensanchan los troncos de los árboles e incluso cortan otras piedras.

Fuente: nmas1.org

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!