Encuentran en las Filipinas a criatura ‘grande’ y metálica que se creía había desaparecido desde hacía 100 años

A Tom Terzin le fascinan los escarabajos desde que era niño.

“Se comportan como robots naturales”, dijo Terzin en un comunicado de la Universidad de Alberta fechado el 30 de enero. “Se arrastran por todas partes obedeciendo reglas simples. Si hay un obstáculo en el camino, por lo general, lo esquivan dando una vuelta y siguen por otra parte, que es como se comportaría un robot”.

Su interés por estos insectos llevó al investigador y profesor de Biología a participar en dos expediciones a las Filipinas para buscar escarabajos y recoger muestras, le dijo a McClatchy News en un comunicado del 2 de febrero.

Mientras analizaba los especímenes que había recogido en el Parque Nacional Negros en la Isla Negros, Terzin avistó algo que le pareció poco usual, según la universidad. Era un gorgojo de hocico corto conocido como metapocyrtus (orthocyrtus) bifoveatus, que se creía extinto.

La “colorida” especie no se había visto en la isla desde hacía 100 años. Los investigadores creían que había desaparecido después que su hábitat en los bosques de las llanuras quedaron “arrasadas por la deforestación”.

“En el mundo de los insectos, es como encontrar un pájaro dodo”, según Terzin.

El ejemplar que Terzin halló es la primera hembra de la especie de la que se tiene noticia, de acuerdo con un estudio publicado el 8 de noviembre en la revista Topola Poplar.

La especie tiene un tamaño “entre mediano y grande”, de acuerdo con el estudio de Terzin y de la coautora, Bangoy Shirley. El escarabajo hembra mide unas 0.5 pulgadas.

El metapocyrtus (orthocyrtus) bifoveatus tiene “escamas de un color metálico verdiazul” en la cabeza y ojos ovalados, dijeron los expertos. La parte superior del cuerpo es “brillante, tersa” y “de un color marrón rojizo” con un cuello cubierto por “escamas de un color metálico verdiazul”.

La mitad inferior del cuerpo de la especie es “tersa” y “marrón ligeramente negruzco”, y está cubierto por “escamas de un color metálico verdiazul” con dos “manchas marrones brillantes” en los lados.

En varias fotos aparece la colorida nueva especie.

Terzin descubrió la metapocyrtus (orthocyrtus) bifoveatus especimen en un bosque tropical localizado a unos 4,600 pies encima del nivel del mar, según el estudio.

“De alguna forma esta especie se las ha ingeniado para sobrevivir en altitudes de más de 3,280 pies, lo que representa una lucha por no dejarse vencer por la deforestación”, dijo en el comunicado de la universidad.

Una nueva especi de gorgojo

Terzin encontró otro extraño espécimen cuando analizaba la colección que recogió en el parque: un insecto negro que no tenía el mismo color “metálico brillante” de los gorgojos.

Era una nueva especie.

“Este escarabajo era un poco extraño, una suerte de rebelde que se negaba a imitar a la especie”, apuntó Terzin.

Identificada como ,etapocyrtus (trachycyrtus) augustanae, la nueva especie es pequeña, y el espécimen hembra media unas 0.26 pulgadas, según el trabajo.

El gorgojo de “pequeño tamaño” tiene un cuerpo negro grisáceo con “varias puntiagudas protuberancias como cerdas de color amarillo”, dijeron los especialistas. La parte inferior del cuerpo es “rugosa” y sus ojos “ovales” son negros.

Los científicos bautizaron a la nueva especie con el nombre del recinto Augustana de la Universidad de Alberta, donde trabaja Terzin.

El espécimen hembra se encontró en una selva a unos 4,600 por encima del nivel del mar.

Terzin dijo que el descubrimiento de la nueva especie es algo muy alentador. “Podría significar que hay un cambio en los hábitos de estas especies, hablando de forma evolutiva, y hasta ahora se conoce de un solo espécimen, lo que indica que probablemente es una nueva especie rara”, dijo el experto.

‘Son como asteroides’

Seguir aprendiendo sobre estos gorgojos es necesario, ya que es posible que se conviertan en plagas, según Terzin.

“Son como asteroides que atraviesan la órbita de la Tierra”, dijo. “Algunos podrían ser peligrosos, pero son incluso más peligrosos si no conocemos sobre ellos. De ahí que sea importante seguir de cerca la población y eso significa que primero tenemos que encontrarlos”.

Terzin también descubrió un tercer tipo de gorgojo “raro” cuando visitó el Parque Nacional Kanlaon en las Philippines, dijo en un correo electrónico.

Cuando en el 2016 Terzin estaba en el parque, el volcán dormido Kanlaon hizo erupción. Desde entonces, el área donde se recogieron los espécimens de eumacrocyrtus canlaonensis se cerró, según Terzin.

“Mi breve encuentro con la E. canlaonensis podría ser el último”, agregó.

Fuente: elnuevoherald.com