La CID-UNAM y la mercadotecnia de las patentes

Mtro. Julio César Cosbert Vázquez

La Coordinación de Innovación y Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) surge en 2008 con el fin de apoyar la transferencia de conocimientos, tecnologías y productos desarrollados por la universidad a organismos y empresas de los sectores público, social y privado, para intensificar su aprovechamiento por la sociedad. 

En el campo de transferencia de tecnología la CID es un Organismo de Transferencia de Tecnología (OTT) reconocido y para la comercialización de las tecnologías ha utilizado plenamente la mercadotecnia de las patentes, y en esta colaboración te decimos cómo.

Cuando una idea novedosa es llevada a cabo y tiene actividad inventiva es, sin duda, el potencial para ser una patente. En empresas con cadenas productivas integradas, como es el caso de la industria electrónica, farmacéutica y biotecnológica, entre otras, el proceso fluye de manera natural, pues las patentes llegarán a ser productos tangibles debido a que son elementos estructurales del plan estratégico de las empresas.

Sin embargo, cuando dichas invenciones surgen de universidades, centros de investigación o investigadores independientes, es necesario hacer uso de las herramientas mercadológicas para materializar las patentes generadas en productos tangibles.

Cuando surge una invención, el primer paso es generar una solicitud de patente la cual debe ser ingresada y sometida a revisión ante la autoridad competente. Si la invención tiene un grado de novedad y actividad inventiva sobresaliente, puede iniciarse el licenciamiento tecnológico, siguiendo con el curso normal del proceso de patente con un análisis de forma y fondo para poder otorgarla. 

Una vez obtenida la patente se inicia la comercialización de la misma, para entender este proceso es necesario aplicar el modelo “4P” que está formado por: Producto, Precio, Plaza y Promoción.

Producto. La patente en sí es un intangible que puede constituir, de manera potencial, un producto o proceso novedoso con aplicabilidad industrial, el cual necesita ser llevado al mercado para su explotación monopólica. El tiempo máximo de comercialización de manera exclusiva es de hasta 20 años.

Precio. Es la variable más controvertida de una patente, pues depende del grado de novedad y en segundo, de maduración y es aquí donde la estimación de su precio depende de su grado de desarrollo. 

En el caso de la industria farmacéutica, tecnologías muy tempranas tienen un valor (pago frontal y de regalías) menor que aquellas que son más desarrolladas, debido a que la empresa licenciataria debe correr con los gastos de maduración.

En el caso de la industria electrónica sucede al contrario, si la invención es muy temprana pero con gran potencial, el valor es más alto pues su inserción en el mercado será una gran ventaja competitiva. 

Plaza. Con el nacimiento de las nuevas tecnologías la plaza puede ser física o virtual. En el primer caso, el canal de promoción sería una feria de invenciones o el contacto directo entre el inventor y la empresa. En el segundo caso la plaza virtual está en las páginas Web de las instituciones u OTT.

Promoción.  Quizás la forma más rápida y eficaz de promocionar una patente es a través de notas periodísticas en medios de difusión masiva o especializada. La autoridad competente, como el IMPI en México, cuenta con una gaceta la cual publica tanto las solicitudes ingresadas como las patentes concedidas.

Posicionamiento. Es el lugar que ocupa una patente, marca, producto o servicio en la mente de un consumidor por sus características distintivas, se logra mediante identificación del sector o subsector industrial potencial y, sobre todo, con una excelente diferenciación (características sobresalientes). 

Si la patente se transforma en un producto que ingrese al mercado, se puede decir, en este momento, que hay el nacimiento de una innovación, la cual deberá seguir el ciclo de vida natural de un producto y que coincide en un punto entre el crecimiento y maduración del ciclo de vida de la patente.

En la CID de la UNAM  realizamos nuestro plan diseñando una mercadotecnia que optimice los recursos, teniendo como productos las invenciones de los investigadores de facultades y centros de investigación.

La promoción se hace contactando directamente a las empresas y en eventos especializados. 

Tenemos una página Web (http://www.innovacion.unam.mx/transferencia.html)

 La CID está certificada como Organización de Transferencia de Tecnología ante el CONACyT y además es un Centro de Patentamiento (CEPAT) para dar servicio a la comunidad universitaria.

*Coordinador de Transferencia de Tecnología

Proyectos para la Salud

Dirección de Transferencia de Tecnología

Coordinación de Innovación y Desarrollo, UNAM

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!