Un traje con bacterias vivas puede ser la respuesta al mal olor corporal

Un nuevo leotardo futurista podría acabar con el olor corporal con bacterias incluidas en sus fibras.

Llamado “Skin II”, el atuendo parecido a un leotardo tiene integradas bacterias probióticas sanas y vivas que, al activarse con el sudor, supuestamente reducen el olor corporal, incentivan la renovación celular y mejoran el sistema inmunológico.

“No es el sudor en tu cuerpo lo que provoca el olor corporal, son las bacterias”, dijo a Reuters la diseñadora Rosie Broadhead. “Así que incorporamos bacterias sanas en los textiles para permitir un microbioma sano que ayudará a reducir tu olor corporal”.

Graduada de la Universidad Central Saint Martins de Londres, Broadhead espera revolucionar la interacción entre la tela y la piel con su tela probiótica.

Pero también está interesada en los aspectos de consciencia medioambiental del material.

“Mi proyecto ofrece una alternativa a los químicos como los acabados antibacteriales en ropa y cosméticos”, dijo Broadhead a Newsweek. “Debido al efecto deodorizante que los probióticos tienen en el cuerpo, podría reducir la cantidad de tiempo que necesitas para lavar tu ropa”.

Nuestra obsesión moderna con la limpieza dificulta el que las bacterias sanas sobrevivan, por lo que Skin II representa un cambio importante en la moda sustentable.

Los probióticos son microorganismos vivos que, en cantidades suficientes, son benéficos para el cuerpo. Los probióticos existen naturalmente en algunos alimentos —como los encurtidos y algunos tipos de yogur— pero también pueden tomarse como suplementos dietarios.

Broadhead trabajó con el microbiólogo belga Chris Callewaert de la Universidad de Gante para desarrollar la tela. Callewaert, quien ha hecho una amplia investigación sobre las causas del olor corporal, le proveyó a ella bacterias probióticas halladas comúnmente en la piel.

“Hay mucho enfoque en las prácticas insustentables de la industria de la moda concernientes al desperdicio y el impacto medioambiental”, dice Broadhead a Newsweek. “Sin embargo, se sabe mucho menos sobre el uso de acabados químicos en nuestra ropa que pueden impactar nuestros cuerpos”.

Ella dice que principalmente quiso crear ropa que fuera buena para la piel, pero con un mínimo impacto medioambiental, “lo cual significaba usar tecnología que tuviese un efecto deodorizante”.

“Al trabajar con probióticos que son comunes en nuestra piel, he desarrollado maneras de añadir función y rendimiento a nuestra ropa de una manera natural”, añade ella.

Broadhead y Callewaert planean poner a la venta Skin II, con toda una ropa deportiva, y Broadhead espera diseñar una gama de ropa deportiva con la misma tecnología.

Fuente: newsweekespanol.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!