Textiles electrónicos lavables abren nueva era en la ropa tecnológica

Un nuevo transistor con estructura de fibra y características de un textil, permite que se inserte en la ropa y conserve un nivel adecuado de funcionalidad incluso después de lavarla.

El equipo de investigación del doctor Jung-ah Lim en el Instituto de Ciencia y Tecnología de Corea (KIST), que ha desarrollado el nuevo transistor, cree que se abre una nueva era para los productos inteligentes que pueden llevarse puestos.

La tecnología actual implica la conexión física de un dispositivo electrónico sólido (sensor, etc.) a la superficie de la ropa o el uso de textiles conductores para conectar varios dispositivos, con poca o ninguna atención a la comodidad del usuario. Los transistores de tipo de hilo existentes se fabrican colocando un transistor plano sobre un solo hilo conductor.

Los electrodos fabricados de esta manera requieren un alto voltaje para poder activarse, pero la baja corriente que se genera a menudo es insuficiente para activar los dispositivos de visualización (LED, etc.). Hasta ahora, también era difícil crear circuitos electrónicos a través del contacto con otros dispositivos (para tejidos) o aplicar una capa protectora al transistor para permitir el lavado.

El transistor desarrollado por el equipo de investigación de KIST, descrito en Advanced Materials, se fabrica mediante la conexión de electrodos enrollados. Usando esta estructura, el equipo pudo ajustar la longitud de las roscas y el grosor del semiconductor para obtener corrientes más de 1.000 veces superiores a las posibles utilizando transistores existentes, incluso a bajos voltajes (por debajo de -1.3V).

A través de pruebas, el equipo de Lim confirmó que incluso después de doblar el transistor o enrollarlo alrededor de un objeto cilíndrico más de 1.000 veces (con un grosor resultante de aproximadamente 7 milímetros), mantuvo un nivel de rendimiento de más del 80 por ciento.

El equipo también anunció que el nivel de rendimiento seguía siendo adecuado incluso después de lavar el transistor en agua que contenía detergente. El equipo también pudo activar un dispositivo LED con el transistor insertado entre los hilos de la ropa y medir las señales del electrocardiograma a través de la amplificación de la señal.

Lim ha explicado: “Los resultados de este estudio apuntan a una nueva estructura de dispositivo que puede superar las limitaciones de los textiles electrónicos actuales, incluyendo baja corriente, alto voltaje de activación y baja resistencia al lavado. Esperamos –añade– que nuestro estudio contribuya al desarrollo de incluso productos portátiles más inteligentes en el futuro, incluyendo computadoras portátiles de última generación y ropa inteligente que puede monitorizar signos vitales”.

Fuente: EP

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!