Nuevo material termoeléctrico aplicable en forma de pintura

Unos científicos han presentado un nuevo tipo de materiales termoeléctricos de alto rendimiento que poseen propiedades parecidas a los líquidos. Estos materiales se pueden adaptar con facilidad a cualquier geometría, ya que pueden ser aplicados directamente sobre cualquier superficie como si fueran pintura.

El efecto termoeléctrico consiste en la conversión directa de diferencias de temperatura en voltaje eléctrico y viceversa. Este efecto se puede utilizar ya sea para calentar o para enfriar.

En unos experimentos espectaculares, el equipo de Jae Sung Son, del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsán (UNIST), en Corea del Sur, ha logrado aplicar directamente pinturas termoeléctricas sobre la superficie de estructuras que desprenden calor, logrando de este modo producir electricidad. En principio, se puede aprovechar cualquier fuente de calor, sin que importen mucho la forma de la estructura que lo desprende, el tipo de material del que esté hecho la estructura y el tamaño de esta.

Usando esta técnica se podría fácilmente obtener electricidad a través de la aplicación de pinturas termoeléctricas sobre las superficies exteriores de edificios, tejados y coches.

Mediante la instalación de módulos termoeléctricos a través del proceso de pintura, es factible recoger energía calorífica de forma mucho más eficiente. Los sistemas de generación termoeléctrica con esta tecnología se pueden adaptar a cualquier instalación que el usuario desee, y el coste de los sistemas de fabricación puede también verse grandemente reducido mediante la conservación de materiales y la simplificación de procesos.

Fuente: noticiasdelaciencia.com

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!