Noticyti

Virus hallado en un lago de Brasil es tan extraño que 90% de sus genes nunca se habían visto antes

La actualidad estos días está copada por el Coronavirus de Wuhan, pero no es ni mucho menos el único virus que debuta este 2020. En el lago Pampulha, en Brasil, un equipo internacional de científicos ha encontrado un nuevo tipo de virus cuyo ADN no coincide con nada que hayamos visto antes.

Los investigadores han bautizado al recién llegado como Yaravirus en honor de Yara o Lara, una especie de sirena de la mitología brasileña. Se trata de una nueva familia de virus gigante y, que sepa, no supone ningún peligro para el ser humano.

Los virus gigantes se diferencian de los normales en que encapsulan una enorme cantidad de material genético, que es a su vez la razón de su tamaño. Normalmente el genoma de estos virus siempre guarda sorpresas para los biólogos, pero el Yaravirus es un caso bastante único. Después de analizar su genoma y compararlo con el de una base de datos científica con más de 8.500 genes conocidos, solo han aparecido seis resultados. En otras palabras, el 90% del genoma del Yaravirus nunca se había descrito antes. De hecho, si el Yaravirus se estudiara siguiendo los actuales procesos de detección de virus ni siquiera aparecería como tal. Los resultados del estudio son preliminares y acaban de publicarse en la revista . Esto quiere decir que la cifra de genes huérfanos (que es como se llama a este tipo de genes desconocidos) podría variar una vez se revise a fondo, pero sin duda es elevadísima.

No es la primera vez que aparece un microorganismo de este tipo. Hace dos años la ciencia nos presentó al , otro virus gigante hallado en hábitats acuáticos extremos. El Yaravirus ha aparecido en un lago artificial cerca de la localidad de Belo Horizonte. Aún no se sabe si podría ser el primero de una nueva subespecie, o una anomalía única que se ha desarrollado en un entorno aislado.

De momento, el Yaravirus es una oportunidad única para la ciencia, no solo por los datos que puede aportar a nivel genético, sino para seguir estudiando los virus gigantes y virus tipo ameba, una gran categoría de microorganismos del que conocemos muy poco (se han descubierto este mismo siglo) y a la que corresponden muchos de los virus que periódicamente aparecen en el permafrost de Siberia.

Fuente: msn.com / Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *