Tesla, todo un adelantado: predijo 100 años antes el celular, como el Wifi y los drones

Sin dudas, Nikola Tesla fue uno de los grandes inventores del siglo XIX y su trabajo sirvió para desarrollar los sistemas de electricidad que se utilizan en la actualidad. Hasta inspiró el nombre de la compañía de vehículos eléctricos fundada por Elon Musk.

No obstante, la popularidad del ingeniero croata no estuvo a la par de Thomas Edison, quien además fue su jefe y con quien entabló la denominada “Guerra de las corrientes”: Tesla afirmaba que la corriente alterna (CA) era mejor porque era más fácil de transportar, en tanto que para el inventor estadounidense la solución era la corriente continúa.

Si bien a Edison se lo conoce como el padre de la electricidad, Tesla fue quien la inventó y algunas de sus tecnologías se concretaron varios años más tarde de su muerte. A continuación, algunas de las más importantes, recopiladas por BBC Mundo:

El Wi-Fi

Tesla predijo con un siglo de anterioridad que seríamos capaces de enviar todo tipo de documentos alrededor del mundo sin usar cables.

Su obsesión con la tecnología sin cables le condujo a desarrollar varios inventos y teorías enfocadas en la transmisión de datos.

Guillermo Marconi fue el primero en enviar cartas en código Morse a través del Atlántico, pero Tesla quería llegar más lejos: legó a escribir que un día sería posible transmitir señales telefónicas, documentos, archivos musicales y videos en todo el mundo usando tecnología sin cables.

Hoy, es posible a través del wi-fi. Y aunque él mismo nunca llegó a lograr tal cosa, su predicción se cumplió en la década de 1990, con la invención de la World Wide Web.

Los celulares

El croata habló de la “tecnología de bolsillo” cuando ese concepto todavía quedaba muy lejos de hacerse realidad.

Tesla reveló otro de sus pronósticos futuristas en una entrevista con la revista estadounidense Colliers, en 1926.

Desarrollando su idea de que una tecnología capaz de transmitir imágenes, música e incluso video en todo el mundo, acuñó la frase “tecnología de bolsillo”, llegando a predecir la invención de los smartphones casi 100 años antes de que se hicieran realidad.

“Podríamos presenciar y escuchar eventos como si estuviéramos presentes”, explicó. Aunque quizás nunca estimó el impacto que los smartphones tienen hoy en la vida cotidiana.

Los drones

El “autómata” que Tesla probó hace 120 años es lo que hoy sería un drone (mucho menos evolucionado).

En 1898, hizo una demostración de un aparato “autómata” sin cables controlado de forma remota. Hoy, lo llamaríamos un barco de juguete con mando a distancia… o un drone.

Sacando el máximo partido de la comunicación inalámbrica, la robótica y las puertas lógicas (circuitos integrados en un chip), asombró a sus espectadores con esta nueva tecnología, y mucha gente pensó que había un pequeño mono que controlaba el sistema desde dentro.

Tesla creyó que un día las máquinas controladas de manera remota ocuparían un lugar importante en la vida de las personas… y no estuvo lejos de la verdad.

Los aviones comerciales de alta velocidad

El inventor vaticinó que sería posible llegar de Londres a Nueva York en pocas horas.

Imaginó aeronaves capaces de dar la vuelta al mundo a grandes velocidades y rutas comerciales entre distintos países en las que hubiera capacidad para muchos pasajeros.

“La aplicación más valiosa de la energía inalámbrica será la propulsión de máquinas voladoras sin combustible, libres de cualquier limitación de los actuales dirigibles. Podremos viajar de Nueva York a Europa en apenas unas pocas horas”, aseguraba el inventor.

En aquella época, decir tal cosa podría parecer una locura. Pero Tesla, de nuevo, acertó. Al menos en lo que respecta a la velocidad: lo de los aviones eléctricos –sin combustible– sigue siendo un sueño futurista.

El empoderamiento de la mujer

En su entrevista de 1926 en la revista Colliers se tituló When Woman Is Boss (“Cuando la mujer es la jefa”) y se centró en lo que el científico, que entonces tenía 68 años, pensaba sobre las mujeres.

Tesla aseguró que las mujeres usarían la tecnología sin cable para obtener mejor educación, empleo y, en última instancia, convertirse en el sexo dominante.

Aunque es difícil relacionar directamente la tecnología a la emancipación de las mujeres en la vida social y política del último siglo, es evidente que se han convertido en líderes mundiales dentro del sector tecnológico.

Algunos ejemplos son la directora ejecutiva de Yahoo –e ingeniera informática– Marissa Mayer, o la actual directora operativa de Facebook, Sheryl Sandberg. Y mujeres como ellas usan la tecnología, entre muchas otras cosas, para concienciar sobre movimientos feministas globales, como la campaña #metoo.

Fuente: iproup.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!