¿Qué pasa después de una ruptura amorosa?, así reacciona tu cuerpo

Las personas que se enamoran segregan una serie de sustancias como la dopamina, serotonina, oxitocina y vasopresina, que causan adicción. Pero al terminar la relación estas sustancias disminuyen considerablemente y causan una serie de efectos en el cerebro, provocando, entre otras cosas, que se sientan tristes, asegura Gabriel Gutiérrez Ospina, académico de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

¿Qué le pasa a tu cerebro y cuerpo cuando terminas una relación amorosa?

Cuando se presenta una ruptura amorosa hay cambios en los sistemas endocrino y nervioso que conducen a un estado de malestar, generalmente asociado al pánico, el miedo al abandono y el rechazo. “Es como una especie de privación, y pasa igual que cuando a una persona adicta le retiran un fármaco“, indicó el académico universitario.

Y es que, según Gutiérrez Ospina, el enamoramiento es considerado como un estado de adicción con todas sus características fisiológicas. Sin embargo, la diferencia entre ambas es que la parte emocional está sublimada hacia algo maravilloso, añadió el también investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas.

Además, disminuyen los niveles de neurotransmisores asociados sobre todo al placer, como es la dopamina, serotonina, vasopresina y la oxitocina, y aumentan los niveles del cortisol.

Cuando la ruptura amorosa se da de forma inmediata, se ingresa en un estado de depresión, asociado con un malestar corporal, y en general todo el cuerpo está deprimido.

Curiosamente, hay algunas citocinas proinflamatorias que se elevan durante el enamoramiento y también con el estrés posruptura; entonces el sistema inmunológico se deprime y en ambos casos se está muy propenso a adquirir infecciones.

Pero en la ruptura amorosa no sólo es el hecho de perder a la persona, sino que también es el miedo a quedarse solo o tener un fracaso social.

¿Qué hacer ante una ruptura amorosa?

Al vivir una ruptura, lo mejor es visitar a un psicólogo y explorar qué tipo de vínculo se tuvo, con el fin de para entender de qué manera se está llevando la separación.

Esto servirá para que en el próximo enamoramiento se modifique el apego, que no sea desde sus carencias emocionales, y, de este modo, cuando llegue una nueva ruptura no sea tan dolorosa, finalizó el especialista.

Fuente: unotv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *