El polo norte magnético se mueve a toda velocidad en dirección a Rusia

El polo norte magnético de la Tierra está cambiando de posición a una velocidad que no ha sido registrada en 400 años, según informó la semana pasada el British Geological Survey (BGS) con base en los últimos datos satélites disponibles, y avanza desde Canadá hacia la Siberia, en Rusia.

El norte magnético es el punto del planeta en el que se alinean los campos magnéticos y donde apuntan las brújulas. Se diferencia así del norte geográfico o verdadero, que coincide con el eje de rotación de la Tierra.

Dado que este punto magnético se mueve constantemente, cada cinco años el BGS y el National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) de Estados Unidos actualizan su posición en el Modelo Magnético Global (WMM), que utiliza 160 observatorios terrestres de magnetismo y varios satélites que orbitan la Tierra quince veces al día.

Este modelo es esencial para el funcionamiento de los sistemas de navegación, como el GPS, utilizados por fuerzas militares, aerolíneas e incluso numerosas appas en teléfonos celulares.

En su última medición se estableció que el polo norte magnético se está moviendo a una velocidad de 50 kilómetros al año, alejándose del ártico canadiense en dirección a la Siberia. Aunque se espera que el año próximo la velocidad se reduzca a 40 kilómetros por año.

“Es el movimiento más rápido del que se tiene registro desde el siglo XVI”, dijo Ciaran Beggan, geofísico del BGS, en un comunicado de prensa. “Los registros muestran que el polo norte magnético estuvo oscilando lentamente sobre Canadá entre 1590 y 1990, hasta que comenzó a acelerar en los siguientes treinta años, de 10 kilómetros al año 50. Sin embargo, en el polo sur magnético los movimientos siguen siendo lentos y sobre la Antártida en el mismo período”, agregó.

Esto significa que en los últimos cien años el norte magnético ha estado moviéndose más cerca del norte geográfico, aunque si persiste en su dirección actual lo abandonará y llegará a Rusia.

Los científicos no están seguros de qué es lo que ha causado este cambio sin precedentes. Los campos magnéticos de la Tierra están determinados por los movimientos de hierro líquido en el centro de la tierra. Beggan señaló al respecto: “Sabemos de cambios irregulares en el líquido en el núcleo exterior del planeta y que el campo magnético se está debilitando bajo Canadá, pero no es posible saber exactamente por qué ocurre”.

“La buena noticia es que en esta Navidad el polo magnético está muy cerca del geográfico, así que Santa Claus no tendrá problemas en llegar a casa”, bromeó el científico, ya en pleno clima navideño.

Fuente: infobae.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!