Descubren técnica con células madre que permite hacer crecer nuevos dientes

“Más vale un diente que un diamante”, afirma una frase de Don Quijote de la Mancha. Quien ha sufrido la pérdida de una o varias piezas no puede estar más que de acuerdo con ello, si consideramos las consecuencias a futuro, pero gracias al descubrimiento de una técnica que emplea células madre, esto podría ser cosa del pasado, ya que permitiría regenerar los dientes.

¿Cómo logra la técnica que crezcan dientes nuevos?

Especialistas del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en Nueva York, han desarrollado un método que puede guiar las células madre del cuerpo a un andamio en la boca, hecho de materiales naturales e integrado al tejido circundante.

El estudio, publicado en el Journal of Dental Research, destaca que para realizar esta técnica no es necesario utilizar líneas de células madre recolectadas o crear un ambiente fuera del cuerpo, como en una placa de Petri, para hacer crecer el diente y luego implantarlo cuando haya madurado.

¿En cuánto tiempo crecen los dientes regenerados?

El diente puede crecer de forma “ortotópica”, es decir, dentro del cuerpo, lo que permite a integrarse con el tejido circundante de formas que no son posibles con los metales duros u otros materiales utilizados en los implantes de la actualidad.

Tras ocho semanas de realizado el procedimiento, los pacientes podrían estrenar un diente nuevo, indican los especialistas en odontología.

¿Cómo se realizó el estudio?

Los investigadores elaboraron andamios molares humanos tridimensionales con forma anatómica y andamios de incisivos de ratas.

Estos fueron implantados a 22 roedores en las cavidades de extracción del incisivo mandibular y un andamio molar humano fue implantado de forma ectópica en el dorso.

Luego, infundieron los microcanales de los andamios con dos factores de crecimiento, pero también implantaron andamios de control sin factores de crecimiento.

Después de nueve semanas, los especialistas encontraron que el tejido fibroso similar al ligamento periodontal y el hueso nuevo se regeneraron donde los andamios del incisivo de la rata interactuaban con el hueso alveolar nativo. En tanto, los andamios molares humanos mostraron integración y crecimiento de tejido.

Los investigadores encontraron que los factores de crecimiento recabaron más células endógenas y condujeron a una mayor angiogénesis que los andamios de control sin factores de crecimiento.

Fuente: sdpnoticias.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!