Descubren neuronas que se autoprotegen contra las proteínas tóxicas del Alzheimer

Científicos de las Universidades de Columbia y Cambridge han descubierto que algunas neuronas presentes en el cerebro, se protegen contra el Alzheimer con un sistema de limpieza celular que elimina las proteínas tóxicas asociadas con la enfermedad.

El estudio, dirigido por la neurocientífica Karen Duff, Ph.D., del Colegio de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia Vagelos; Harry Fu, Ph.D., ahora en la Universidad Estatal de Ohio; y Michele Vendruscolo, Ph.D., de la Universidad de Cambridge, se ha publicado hoy en Nature Neuroscience.

Al inicio del curso de la enfermedad de Alzheimer, las neuronas del cerebro se obstruyen con proteínas tau tóxicas que afectan y eventualmente matan a las neuronas.

El nuevo estudio ha descubierto que se acumula más tau en ciertos tipos de neuronas, porque se predice que los sistemas celulares que eliminan las proteínas de las células son menos eficaces en estas neuronas.

Los investigadores han sabido por mucho tiempo que las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer afectan a algunas neuronas pero no a otras, incluso dejando a las neuronas vecinas ilesas. Pero las razones de esta selectividad hasta ahora ha sido difícil de identificar.

El nuevo estudio ha sido posible gracias a las nuevas técnicas que permiten a los investigadores explorar células individuales en el cerebro.

Cuando Duff y sus colegas examinaron datos de neuronas individuales en el cerebro humano, detectaron signos de que los componentes de un sistema de limpieza celular eran menos abundantes en las neuronas que acumulan proteínas tau.

Para confirmar la conexión entre el sistema de limpieza y la acumulación de tau, los investigadores manipularon uno de los componentes, una proteína llamada BAG3, en neuronas de ratón.

Cuando los investigadores redujeron los niveles de BAG3 en las neuronas del ratón, se acumuló tau. Pero cuando se mejoró la expresión de BAG3, las neuronas pudieron deshacerse del exceso de tau.

Los investigadores tienen datos tentadores, aún no publicados, de que las mismas deficiencias de limpieza encontradas en las neuronas vulnerables ocurren con el envejecimiento, lo que podría explicar la relación entre la edad avanzada y la enfermedad de Alzheimer.

“Si podemos desarrollar terapias para apoyar estos mecanismos de defensa naturales y evitar que la tau se acumule”, dice Duff, “podríamos prevenir, o al menos retardar, el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas relacionadas con la tau”.

Fuente: CBN

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!