Descubren arte rupestre de más de 9 mil años entre huellas de dinosaurio en Brasil

Un grupo de investigadores encontró una serie de grabados que demostrarían la importancia cultural que tenían las huellas de dinosaurios para las comunidades prehistóricas

Una nueva investigación arqueológica encontró que, hace 9.400 años, un grupo de cazadores-recolectores crearon una serie de diseños de arte rupestre junto con huellas fosilizadas de dinosaurios. Los grabados, que son estudiados por grupos de científicos, apuntan a que hace miles de años, pueblos prehistóricos descubrieron estas huellas y le asignaron un significado especial.

Los hallazgos, publicados en la revista Scientific Reports, detallaron que los petroglifos (figuras hechas con incisiones en una roca) se hicieron junto con huellas de dinosaurio que datan de hace 145 y 66 millones de años y que miden entre cinco y diez centímetros. En algunos casos, según los investigadores, el arte parece ser ilustraciones de las huellas en sí.

“Los individuos que elaboraron los petroglifos eran muy conscientes de las huellas, probablemente seleccionaron el lugar precisamente por ellas”, declaró a Live Science, Leonardo Troiano, arqueólogo del Instituto Nacional de Patrimonio Histórico y Artístico de Brasil. “Habría sido imposible pasar por alto su presencia”.

El arte rupestre, asociado a humanos que habitaron la región hace más de 9 mil años, consiste en círculos llenos de líneas y otros trazos geométricos.“Eran pequeños grupos seminómadas de cazadores y recolectores que vivían en sociedad y utilizaban objetos hechos con piedras”, explica Troiano.

Este descubrimiento fue realizado en el punto arqueológico conocido como Serrote do Letreiro (en portugués, “Cerro del Letrero”), ubicado a 11 kilómetros del municipio de Sousa, el estado de Paraíba. Este sitio se encuentra, por su parte, se cerca al Valle de los Dinosaurios, en una zona protegida que alberga cientos de huellas de dinosaurios.

De acuerdo con el equipo de investigación, estas huellas pertenecen a diferentes tipos de dinosaurios como terópodos carnívoros, saurópodos de cuello largo y ornitópodos bípedos, entre otros. En particular, su parecido a las huellas del ñandú (Rhea americana), el ave viva más grande de Brasil, parece haber facilitado el reconocimiento e interpretación de estos fósiles a los pueblos prehistóricos.

Desde principios del siglo XX se tiene registro de huellas fosilizadas de dinosaurio en esta zona, sin embargo, el estudio del arte rupestre asociado a ellas no había sido explorado hasta ahora.

La investigación encontró que los grabados fueron realizados con técnicas de perforación y raspado. “La perforación consiste en utilizar una especie de martillo de piedra para crear depresiones en la superficie, parecidas al punteado, mientras que el raspado consiste en frotar una piedra contra la superficie hasta formar el grabado deseado”, explica Troiano a Live Science.

De acuerdo con los autores del estudio, este hallazgo ayuda a demostrar la importancia cultural que tienen, y han tenido los fósiles, a lo largo de la historia.

“Los petroglifos representan un registro único y significativo, dada su asociación directa con huellas fósiles de dinosaurios. Este conjunto de pruebas arqueológicas y paleontológicas indica inequívocamente que las poblaciones humanas del periodo precolonial interactuaron con el registro fósil y probablemente lo asimilaron, incorporando dicho registro a su expresión gráfica, cultural, y, en consecuencia, integrándolo en su identidad colectiva”, concluyen los autores del estudio. Por esta razón, los investigadores recomendaron una serie de acciones para mitigar los impactos del clima en estos sitios de alta importancia arqueológica.

Fuente: elespectador.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *