Científicos descubren por qué Covid-19 mata más personas en EU que en Asia

El origen étnico de los seres humanos juega un importante papel a la hora de enfrentar el nuevo coronavirus, de acuerdo a un último estudio realizado en Irlanda

Un estudio realizado por el Centro Nacional de Coagulación del Hospital St James de Dublín, en Irlanda, detalla que el nuevo coronavirus puede causar coágulos de sangre mortales en los seres humanos y advierte que sería una de las principales razones de gran parte de las muertes en Estados Unidos.

Un grupo de médicos irlandeses descubrió que la infección puede causar numerosas obstrucciones muy pequeñas y a su vez pueden dañar la función pulmonar.

El origen étnico de los seres humanos juega un importante papel y es uno de los posibles factores en los que el estudio hace hincapié. La investigación ha señalado que las personas chinas corren menor riesgo de coágulos sanguíneos debido a diferencias genéticas.

“La etnia tiene efectos importantes en el riesgo de trombosis, con un riesgo tres o cuatro veces menor en los chinos en comparación con los caucásicos y un riesgo significativamente mayor en los afroamericanos”, señala el estudio publicado por el British Journal of Haematology.

Ante la aseveración, los investigación indicaron que es importante determinar si hay diferencias en las características coagulopáticas en los caucásicos infectados con COVID-19 en comparación con los pacientes chinos.

“Dado que el riesgo trombótico se ve significativamente afectado por la raza (…) nuestros hallazgos plantean la intrigante posibilidad de que la vasculopatía pulmonar (trastorno de los vasos sanguíneos en los pulmones) pueda contribuir a las diferencias inexplicables que están empezando a surgir, destacando la susceptibilidad racial a la mortalidad por COVID-19”, ha detallado el informe.

En Estados Unidos, la tasa de mortalidad por cada 100.000 personas fue de 15,27 % para el 24 de abril. En tanto, China registró 0,33%, de acuerdo a los análisis de mortalidad de la Universidad Johns Hopkins.

La investigación del Centro Nacional de Coagulación del Hospital St James de Dublín estudió a 83 pacientes graves con COVID-19. El 81 % eran caucásicos, el 12 % asiáticos, el 6 % africanos y el 1 % hispanos.

Los pacientes tenían, en promedio, 64 años de edad, y el 80 % tenía problemas de salud previos. Más de una cuarta parte (27 %) fueron admitidos en la UCI durante su enfermedad. En el momento de la publicación, el 60 % se había recuperado y el 15,7 % de los pacientes había muerto, precisó el estudio.

“Nuestros novedosos hallazgos demuestran que la COVID-19 está asociado con un tipo único de trastorno de la coagulación sanguínea que se concentra principalmente en los pulmones», se puede leer en el informe de investigación.

James O’Donnell, profesor que lidera el grupo de investigación, indicó que los altos niveles de mortalidad se que se observan en los pacientes con la COVID-19 son atribuidos a la coagulación de a sangre.

“Entender cómo se forman estos microcoágulos dentro del pulmón es crítico para poder desarrollar tratamientos más efectivos para nuestros pacientes, particularmente aquellos en grupos de alto riesgo”, explicó.

Fuente: larepublica.pe