Certifica Guinness la tabla periódica más antigua del mundo, que data de 1885

Una tabla periódica descubierta y restaurada en la Universidad de Saint Andrews, en Escocia, ha sido certificada oficialmente como la más antigua del mundo por Guinness World Records.

La tabla, que data de 1885, fue descubierta en la Escuela de Química de la Universidad en 2014 por el doctor Alan Aitken durante una limpieza. El área de almacenamiento estaba llena de productos químicos, equipos y parafernalia de laboratorio que se habían acumulado desde la apertura del departamento de Química en su ubicación actual en 1968.

Después de meses de limpiar y clasificar los diversos materiales, se descubrió un montón de tablas de enseñanza enrolladas. Dentro de la colección había una gran tabla periódica extremadamente frágil que se desconchaba al manipularla. Las sugerencias de que el descubrimiento puede ser el ejemplo más antiguo preservado de una tabla periódica en el mundo significaron que el documento requería atención urgente para ser autenticado, reparado y restaurado.

Mendeleev hizo su famosa revelación sobre la periodicidad en 1869, y la tabla recién desenterrada era bastante similar, pero no idéntica a la segunda tabla de Mendeleev de 1871. Sin embargo, la tabla de Saint Andrews es claramente un espécimen temprano. La tabla está anotada en alemán, y una inscripción en la parte inferior izquierda – ‘Verlag v. Lenoir & Forster, Wien’ – identifica a un impresor científico que operó en Viena entre 1875 y 1888. Otra inscripción – ‘Lith. von Ant. Hartinger & Sohn, Wien ‘- identifica al litógrafo de la tabla, quien murió en 1890.

Trabajando con el equipo de Colecciones Especiales de la Universidad, se buscó el asesoramiento de una serie de expertos internacionales. Después de investigaciones adicionales, no parece existir un cuadro de lectura anterior de esta tabla, informa la Universidad de Saint Andrews en un comunicado.

El profesor Eric Scerri, experto en historia de la tabla periódica con sede en la Universidad de California en Los Ángeles, fechó la tabla entre 1879 y 1886 según los elementos representados. Por ejemplo, tanto el galio como el escandio, descubiertos en 1875 y 1879 respectivamente, están presentes, mientras que el germanio, descubierto en 1886, no lo está.

En vista de la edad de la tabla y la singularidad emergente, era importante que la tabla de enseñanza se conservara para las generaciones futuras. El soporte de papel de la tabla era frágil y quebradizo, su formato enrollado y el respaldo de lino pesado contribuyeron a su mal estado mecánico. Para hacer la tabla segura para el acceso y uso recibió un tratamiento de conservación completo. La tabla periódica original se ha reajustado en material de grado de conservación y se almacena en las salas con control de clima de Colecciones Especiales en esta Universidad.

Gabriel Sewell, Director de Colecciones Especiales de la Universidad de St Andrews, declaró: “Ser reconocido oficialmente por Guinness World Records es un logro maravilloso. Gracias a la generosidad del National Manuscripts Conservation Trust, la tabla se ha conservado para que las generaciones actuales y futuras la disfruten y esperamos poder hacerla accesible a todos”.

Fuente: europapress.es

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!