¿Un detector de drogas? Esta pulsera cambia de color si adulteran tu bebida

Una compañía alemana acaba de lanzar un brazalete que puede determinar si una bebida ha sido adulterada con las llamadas “drogas de violación”: sustancias utilizadas para facilitar un ataque sexual durante una cita. Xantus Drinkcheck Band tiene la capacidad para detectar la presencia de ácido gamma-hidroxibutírico (GHB), un compuesto químico que causa somnolencia y pérdida de memoria cuando se administra con alcohol.

Kim Eisenmann (25 años) decidió inventar la pulsera a raíz de que una amiga fue drogada en un festival. “Debido a ese ataque, mi socio, Sven Häuser y yo nos dimos cuenta de que las drogas de violación son terribles, y comprendimos que debíamos hacer algo para la protección de todos”, comentó Eisenmann, en entrevista con la BBC.

“Nos pusimos a investigar. Y aunque nos habían hablado de varios productos, no encontramos algo realmente útil. Así fue como empezamos a desarrollar este brazalete”.

En un informe publicado en 2010, la organización estadounidense National Sexual Violence Resource Center reveló que una de cada cinco mujeres sufrirá un ataque sexual en algún momento de su vida. Y otro informe determinó que, entre 2010 y 2012, alrededor de 11 millones de mujeres estadounidenses fueron violadas bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Para determinar si una bebida ha sido adulterada con drogas, el usuario de Xantus solo tiene que revolver su copa con una pajilla y gotear un poco del líquido en la pulsera.

Si la bebida está contaminada con GHB, el área de prueba adquirirá una coloración azul.

Eisenmann confía en que su brazalete (que, según diversas imágenes, está claramente marcado con el logotipo de la empresa e incluye dos ventanas de prueba) desaliente la práctica de adulterar bebidas, y también evite que las víctimas consuman bebidas contaminadas. “Cuando un agresor vea que alguien lleva nuestra pulsera, se dará cuenta de que es muy probable que esa persona haga pruebas de lo que bebe. Así que, si ha adulterado una bebida y se la ofrece, sin duda se meterá en problemas”, advirtió Eisenmann.

Durante su entrevista con la BBC, la inventora dijo que le gustaría expandir la distribución para ofrecer su pulsera fuera de Alemania.

Si bien ha habido mucho interés en productos para detectar drogas de violación de manera discreta, como el esmalte de uñas que un grupo de estudiantes ideó en 2014, algunos comentaristas han criticado estos esfuerzos porque dejan que las posibles víctimas lleven la carga de detectar las sustancias y prevenir las violaciones.

En una ocasión, la columnista Jessica Valenti escribió en The Guardian: “Es absurdo exigir que las mujeres usen cinturones de castidad modernos o que desarrollen una vagina dentata [vagina dentada] real que las proteja de una agresión sexual. Esa postura ni siquiera intenta acabar con la violación, y lo único que hace es plantear el argumento de que es inevitable que algunas personas sean víctimas de una violación”.

La Oficina para la Salud de la Mujer, dependencia del Departamento de Salud de Estados Unidos, aconseja que busques atención médica inmediata si tienes la sospecha de que tú o alguno de tus amigos ha sido drogado.

“Llama al 911 o dirígete al hospital de inmediato”, indica el sitio Web de dicha oficina. “Aun cuando te resulte difícil, es importante que hables del incidente con un médico o una enfermera y les digas que es posible que te hayan drogado, a fin de que realicen pruebas para identificar la sustancia correcta”.

Fuente: newsweekespanol.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!