Un acelerador de partículas casi consigue lo imposible: crear un material más fuerte que el diamante

Los aceleradores de partículas están dando sorpresas muy gratas

El material más duro de nuestro planeta ha sido tradicionalmente el diamante. Al menos el material natural más duro. De esta manera, siempre ha sido muy codiciado, no solamente por la joyería, sino también por la ciencia y la tecnología para lograr hacer algunas tecnologías que de otra manera escaparían totalmente a nuestro control. De esta manera, llevamos años intentando replicar las propiedades del diamante a través de la tecnología para evitar depender de una materia prima tan exclusiva. De hecho, existen en todo el mundo fábricas de diamantes falsos para tratar de lograr esto, con más o menos éxito.

Pese al descubrimiento del diamante más caro del mundo y de la creación de productos que tienen propiedades muy interesantes y también están basados en el carbono, como el grafeno y su nueva propiedad, nos encontramos con que el diamante sigue siendo muy útil y parece que un acelerador de partículas ha sido capaz de crear un material casi tan fuerte como este producto.

Más fuerte que el diamante

De acuerdo con la importante revista científica Advanced Materials, un acelerador de partículas ha estado cerca de conseguir lo que hasta este momento parecía absolutamente imposible: crear un material más fuerte que el diamante. Así, el bautizado como nitruro de carbono busca ser la alternativa a la escasez constante de diamantes que hay en nuestro planeta. Tras años intentando sintetizarlo, ha sido necesaria utilizar la vanguardia tecnológica que suponen los aceleradores de partículas para lograrlo con éxito.

El hecho de que las nuevas tecnologías necesiten cada vez más diamantes, ha hecho que se tenga que agudizar el ingenio para buscar una buena alternativa al respecto. Algo que el equipo que ha publicado el artículo, procedente de varias universidades europeas, han logrado un hito sin precedentes. Así, sabiendo que la base de los diamantes es el carbono, lo mezclaron con el nitrógeno a una presión de 700.000 atmósferas para comprimirlo entre dos puntas de diamante original. Dos láseres trataron de calentar a altas temperaturas esta mezcla y así lograron después de muchos intentos sintetizar este nuevo producto que es casi tan duro como el diamante natural. Ahora bien, actualmente este tipo de materiales no son rival todavía para los diamantes tradicionales. Sin embargo, siembra un interesante camino al respecto.

Por otro lado, los diamantes siempre han estado rodeados de un peligroso legado de estar manchados de sangre. En África centenas de miles de personas son obligadas a trabajar en condiciones de práctica esclavitud para extraerlos en minas dónde las condiciones laborales y de seguridad son prácticamente nulas. Por ello, buscar una alternativa podría acabar con esta lucrativa pero injusta industria extractiva.

Por resumir:

  • Los diamantes son caros y suelen conllevar condiciones de trabajo terroríficas.
  • Un equipo de científicos ha tratado de buscar una alternativa usando un acelerador de partículas.
  • Mezclando nitrógeno y carbono han logrado algo muy parecido: nitruro de carbono.
  • Así, esperan que en un futuro se puedan utilizar este tipo de materiales para hacer frente a la escasez.
  • De momento, no es tan duro como el diamante, pero las primeras pruebas han sido bastante esperanzadoras.

Fuente: lavanguardia.com