Tener cuatro brazos y usarlos eficientemente ya es posible [VIDEO]

Un equipo de ingenieros japoneses y franceses ha creado un par de brazos robóticos extra con una fórmula que finalmente nos ayudaría a ampliar nuestras capacidades al interactuar con objetos sin los problemas que presentaban anteriores inventos similares.

Qué de nuevo tiene

El aparato, que entraría en la categoría de wearables, demostró ser capaz de interactuar con una amplia relación de objetos. Entre ellos, coger una bandeja, fijarla en una posición, y permitir el transporte de varios utensilios en la bandeja sin usar las manos originales. El avance será presentado en la feria SIGGRAPP 2019, a realizarse en Brisbane, Australia entre el 17 y el 20 de noviembre.

Un poco de contexto

La mayoría de brazos robóticos son prostéticos, y tienen por fin el reponer extremidades humanas a quienes las perdieron. Pero ciertos ingenieros han propuesto crear brazos adicionales que expanden las capacidades de las personas. A menudo, estos aparatos son un par de brazos fijados en la espalda, a la altura de la cintura, en una posición bastante similar al de los brazos reales.

El principal problema con estas propuestas es el poco control que se tiene sobre ellos. Por ejemplo, en 2017, los japoneses propusieron usar los movimientos de las piernas para ayudar con el control, aunque sin gran éxito. Otros ingenieros intentaron resolver este contratiempo planteando que el brazo robótico sea controlado por otra persona y de modo remoto. En el 2018 también se propuso con éxito controlar brazos robóticos extra con una plataforma cerebro-máquina, aunque por el momento este tipo de plataformas no está al alcance de todos, por lo que no sería una solución real.

Cómo lo hicieron

Ahora, un grupo de ingenieros, liderados por Masahiko Inami de la Universidad de Tokio, Japón, plantearon algo distinto: usando el diseño clásico, en el que los brazos robóticos están fijados en la espalda, agregaron un control en el antebrazo de cada extremidad robótica para controlarla o programarla en la dirección o acción correcta, e incluso apretar o soltar la mano para coger objetos.

Gracias a este método, el usuario puede realizar acciones complejas en dos etapas: en la primera, tomar objetos y fijarlos en la posición adecuada, para liberar tus manos y realizar con libertad acciones adicionales. Adicionalmente, el usuario puede programar los brazos robóticos: primero mostrar el movimiento para que luego los brazos robóticos lo imiten. Por si fuera poco, los brazos robóticos también pueden ayudar a aplicar fuerza adicional al levantar cargas relativamente pesadas.

Otros enfoques

Los brazos robóticos extra no solo se pueden crear a través de metales o estructuras sólidas: un equipo de desarrolladores estadounidenses creó un prototipo de brazo inflable, que puede ayudar a sostener objetos en el aire.

Fuente: nmas1.org

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!