Robots caminarán por las paredes gracias a un velcro inspirado en los hongos

Crean un sistema de cierre inspirado en los hongos, similar a un velcro, que resulta más delicado y menos silencioso, y que permitirá que los robots caminen por las paredes

Uno de los sistemas de cierre más populares en España es el velcro. Habitualmente usado en ropa, ahora unos investigadores quieren darle una nueva vida a la idea de este pegajoso elemento con un nuevo diseño, inspirado en los hongos, que no desgarra las telas, es más silencioso y que podría ayudar incluso a los robots a caminar por las paredes.

El velcro es un sistema de sujeción que utiliza pequeños ganchos y bucles flexibles para unir de forma segura dos superficies entre sí cuando se presionan juntas. Sin embargo, los ganchos de este material suelen ser rígidos, lo que significa que pueden dañar otros materiales cuando se separan de ellos. Además, este sistema tampoco es tan silencioso como las cremalleras o los botones.

En cambio, unos investigadores de la Universidad de Wageningen en los Países Bajos han desarrollado una nueva alternativa inspirada en los hongos. En el estudio, los científicos explican cómo utilizaron una impresora 3D para desarrollar moldes para crear superficies flexibles cubiertas de pequeñas estructuras inspiradas en la mencionada planta gracias a una media esfera unida a un tallo.

No dañan las telas

El equipo de esta investigación ha creado un velcro con un diseño microscópico que parece pequeños hongos en 3D con materiales más suaves y flexibles. Este nuevo sistema de cierre funciona debido a que está diseñado con un patrón diminuto en una superficie que se entrelaza con las características de otra.

Además, sus creadores aseguran que las formas de setas semiesféricas proporcionan tanto agarre como los velcros tradicionales, pero, sin embargo, se separan fácilmente de diferentes tipos de telas delicadas sin causar ningún tipo de daño en el proceso. Este nuevo tipo de cierre renuncia a los habituales ganchos rígidos y está hecho de un plástico que resulta más flexible que el diseño de velcro tradicional.

A medida que se presiona contra un trozo de tela delicada, las «tapas» en forma de hongo se entrelazan con las fibras de esa tela, uniendo las dos. Cuando se intentan separar, los hongos liberan suavemente las fibras, mucho más que en el caso de los ganchos del velcro. Como resultado, la tela no se daña y no hay un sonido de rasgado tan fuerte.

Los autores del estudio utilizaron la impresión 3D combinada con molduras para crear superficies suaves con dibujos de diminutos hongos. Posteriormente, unieron ese material de manera segura a tres telas diferentes y se quitó sin dañarlas. «Se puede usar en muchas aplicaciones, incluso para uso militar. Aún queda investigación por hacer, pero el diseño en forma de hongo funcionó bien en algunos cierres mecánicos blandos», explica Preeti Sharma, investigador principal del proyecto.

Avances en robótica

Por otro lado, el estudio también revela que este diseño podría conducir a avances en el campo de la robótica blanda, que se inspira en los sistemas biológicos para combinar los principios clásicos del diseño de robots con el estudio de materiales blandos y flexibles. En ese sentido, esta robótica tiene como objetivo construir robots con diseños que imitan a criaturas vivientes como orugas, gusanos y pulpos.

Un tipo de robótica en la que las interfaces desempeñan un papel importante. Los investigadores creen que este nuevo tipo de velcro inspirado en los hongos podría usarse para ayudar a los robots a caminar sobre paredes y techos como un gecko, un lagarto que utiliza un mecanismo similar para adherirse a superficies planas.

Incluso este diseño también se podría usar en pinzas para robots que se utilizan en la agricultura y otros trabajos agrícolas, para agarrar artículos sin causar daños en el proceso. Por el momento, el creador de la investigación ha asegurado que aún se necesita más tiempo para que este sistema de cierre similar al velcro esté listo para su uso en productos disponibles comercialmente.

Además, durante el proceso se podrían llevar a cabo una serie de pequeños cambios en la forma del hongo, posiblemente alargándolos o acortándolos, para hacerlos más efectivos. Un cierre tipo velcro que podría significar grandes avances en varios sectores y campos científicos.

Fuente: elespanol.com