Pruebas pueden resolver pronto el gran enigma de Albert Einstein

Los investigadores han buscado durante mucho tiempo determinar cómo se está impulsando la expansión acelerada del Universo. Los cálculos en un nuevo estudio podrían ayudar a explicar si la energía oscura -como requiere la teoría de Einstein de la relatividad general- o una teoría revisada de la gravedad son responsables.

La teoría de Einstein, que describe la gravedad como distorsiones del espacio y del tiempo, incluía un elemento matemático conocido como Constante Cosmológica. Einstein originalmente lo introdujo para explicar un universo estático, pero descartó su factor matemático como un error después de que se descubrió que nuestro Universo se está expandiendo.

Una investigación llevada a cabo hace dos décadas, sin embargo, mostró que esta expansión se está acelerando, lo que sugiere que la Constante de Einstein puede tener un papel importante en la contabilidad de la energía oscura. Sin energía oscura, la aceleración implica un fracaso de la teoría de la gravedad de Einstein a través de las mayores distancias en nuestro Universo.

Científicos de la Universidad de Edimburgo han descubierto que el rompecabezas podría ser resuelto mediante la determinación de la velocidad de la gravedad en el cosmos a partir de un estudio de las ondas gravitacionales, ondulaciones espacio-tiempo que se propagan a través del universo.

Los cálculos de los investigadores muestran que si las ondas gravitacionales se encuentran a la velocidad de la luz, esto descartaría teorías alternativas de la gravedad, sin energía oscura, en apoyo de la Constante Cosmológica de Einstein. Sin embargo, si su velocidad difiere de la de la luz, entonces la teoría de Einstein debe ser revisada.

Tal experimento podría ser llevado a cabo por el Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory (LIGO) en los EU, cuyos detectores gemelos, distantes 3 mil kilómetros, detectaron directamente ondas gravitacionales por primera vez en 2015.

Los experimentos en las instalaciones previstas para este año podrían resolver la cuestión a tiempo para el 100 aniversario de la Constante de Einstein.

El estudio ha sido publicado en Physics Letters B.

Lucas Lombriser, de la Facultad de Física y Astronomía de la Universidad de Edimburgo, dijo en un comunicado: «La reciente detección directa de ondas gravitacionales ha abierto una nueva ventana de observación a nuestro Universo. Nuestros resultados dan una impresión de cómo esto nos guiará en la resolución de uno de los problemas más fundamentales de la física».

Fuente: Europa Press