Prueban en la Tierra salidas al taladro atascado de InSight en Marte

Científicos del Centro Aeroespacial Alemán (DLR) están realizando pruebas con una réplica exacta del taladro a bordo del aterrizador InSight en Marte para explicar por qué quedó bloqueado hace semanas.

Después de su primera operación de martilleo el 28 de febrero, el taladro instrumento HP3 (Heat and Physical Properties Package) que el DLR aporta a la misión InSight de la NASA –denominado topo– solo pudo impulsarse unos 30 centímetros en el subsuelo marciano.

“Estamos investigando y probando varios escenarios posibles para descubrir qué llevó a la detención del ‘topo'”, explica en un comunicado Torben Wippermann, jefe de Pruebas en el Instituto de Sistemas Espaciales DLR en Bremen.

La base del trabajo de los científicos: algunas imágenes, datos de temperatura, datos del radiómetro y grabaciones realizadas por el instrumento francés SEIS (Seismic Experiment for Interior Structure) durante una breve prueba de martilleo realizada el 26 de marzo.

Cuando el aterrizaje de NASA InSight llegó a la superficie marciana, todo se veía aún mejor de lo esperado. Aunque la cámara del módulo de aterrizaje mostraba numerosas rocas a cierta distancia, el entorno inmediato estaba libre de rocas y escombros. La razón por la que el ‘topo’ se abrió camino rápidamente en el suelo después de haber sido colocado en la superficie de Marte y no pudo continuar su progreso ahora se está diagnosticando de forma remota.

“Hay varias explicaciones posibles, a las que tendremos que reaccionar de manera diferente”, dice Matthias Grott, un investigador planetario y científico del proyecto HP3. Una posible explicación es que el ‘topo’ ha creado una cavidad alrededor de sí mismo y ya no está suficientemente limitado por la fricción entre su cuerpo y la arena circundante.

En Bremen, DLR ahora está experimentando con un tipo diferente de arena: “Hasta ahora, nuestras pruebas se han realizado utilizando una arena parecida a Marte que no es muy cohesiva”, explica Wippermann. Esta arena se usó durante las pruebas anteriores en las que el ‘Topo’ avanzó por una columna de cinco metros en preparación para la misión.

Ahora, el modelo de suelo se probará en una caja de arena que se compacta rápidamente y en la cual se pueden crear cavidades mediante el proceso de martilleo. Durante algunas de las pruebas, los investigadores también colocarán una roca con un diámetro de unos 10 centímetros en la arena. Tal obstáculo en el subsuelo también podría ser la razón por la que el instrumento HP3 ha dejado de penetrar más.

En todos los experimentos, un sismómetro escucha la actividad del ‘topo’ basado en la Tierra. Durante el breve “diagnóstico” de martilleo en Marte, SEIS registró las vibraciones para aprender más sobre el mecanismo de impacto del topo. Las comparaciones entre los datos obtenidos en Marte y las pruebas basadas en la Tierra ayudan a los investigadores a comprender mejor la situación real. “Idealmente, podremos reconstruir los procesos en Marte con la mayor precisión posible”.

Otros pasos se seguirán una vez que los científicos sepan qué fue lo que hizo que el progreso del ‘topo’ se detuviera el 28 de febrero. Las posibles medidas para permitir que el instrumento penetre más en el suelo deben probarse y analizarse meticulosamente en la Tierra. Por este motivo, se ha enviado una réplica del instrumento HP3 al Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. Allí, los hallazgos de los investigadores del DLR se pueden usar para probar la interacción del ‘Mole’, la estructura de soporte y el brazo robótico para determinar si, por ejemplo, levantar o mover la estructura externa es la solución correcta.

“Creo que pasarán unas semanas antes de que se realicen más acciones en Marte”, dice Grott. La interrupción de las actividades para el topo de Marte solo terminará una vez que se haya encontrado una solución para las réplica basadas en la Tierra.

Fuente: europapress.es

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!