Los beneficios de la Wii y las nuevas tecnologías en el tratamiento del Parkinson

Los beneficios de aplicaciones específicas para pacientes con enfermedades neurodegenerativas están constatados por diversos estudios

En la Escuela de Salud que coordina Beatriz Hernandez, directora de la asociación Parkinson Cuenca, y que emitimos los jueves en Hoy por Hoy Cuenca, hablamos esta vez del uso de las nuevas tecnologías en la fisioterapia para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas con la fisioterapeuta Alba Valencia.

La fisioterapeuta Alba Valencia considera que las nuevas tecnologías “son un armas de doble filo”. “Por un lado crean adicción y dependencia. Cada vez presentan estímulos más fuertes para motivar y disparar los niveles de estrés de los usuarios”, apunta. “Pero ofrecen más ventajas que inconvenientes. Por ejemplo, comodidad, un amplio abanico de servicios o posibilidades de mejorar la vida de las personas”.

“Hay numerosos estudios que apoyan la utilización de las nuevas tecnologías ya que muestran mejoras en enfermedades neurodegenerativas como el parkinson. Las usamos en muchos casos teniendo en cuenta las características de cada paciente y realizando tratamientos individualizados”, explica Valencia.

Wii

“En el caso de la Wii, la utilizo, acompañada o no de la plataforma Wii Balance Board, y de las gafas de realidad virtual”. Entre los múltiples beneficios, Valencia destaca la mejora de parámetros como equilibrio (tanto estático como dinámico), estabilidad e incluso artrosis. “Múltiples estudios aportan datos beneficiosos en cuanto a equilibrio e implicación funcional en marcha, además de actividades prácticas y motivadoras para las que resulta muy útil. Otros estudios constatan la optimización de la rehabilitación. Tras su uso se consigue una mayor estabilidad de la marcha, abandono de productos de apoyo, mejora en la resistencia y en el estado de ánimo”, explica la fisioterapeuta.

La Wii ofrece accesorios como la Wii Balance Board, una plataforma con cuatro sensores que mide la presión que se ejerce sobre ella, de tal manera que los juegos funcionan mediante desplazamientos de peso y diversos movimientos del pie, cambiando la presión en distintas zonas de los pies. “Nos permite hacer tareas motivadoras y flexibles, cuando el paciente quiera. Es barato, disponible y accesible”, apunta Valencia. “Por otro lado, el uso de Wii Fit aporta mejoras en la marcha y previene riesgo de caídas. En pacientes con parkinson se consiguen mejoras en rigidez, movimiento, precisión, energía, depresión, coordinación, reflejos, movimiento y motricidad fina. Además, con los juegos se mejora la percepción visual, la coordinación ojos-manos, la relación figuras-suelo y los movimientos secuenciales”.

Gafas de realidad virtual

“La parte negativa de las gafas de realidad virtual es el mareo y la pérdida de equilibrio. Pero tiene una parte positiva: entrenamientos realizando actividades de manera simulada, produciéndose mejoras a la hora de evitar obstáculos en la vida real, mejora del equilibrio y aumento del rango articular”.

Fuente: cadenaser.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *