La nueva batería para coche eléctrico de CATL promete 1.000 kilómetros de autonomía e integra un motor

El gigante chino del coche eléctrico trabaja en una plataforma eléctrica que incluye la transmisión, ruedas y sistemas de frenos del coche eléctrico impulsados por esta batería

En el panorama actual de la movilidad eléctrica, una innovación promete cambiar las reglas del juego. Nada menos que una batería eléctrica con motor incluido, capaz de otorgar una autonomía de 1.000 kilómetros. Este avance tecnológico viene de la mano de CATL, un gigante chino en la fabricación de baterías para coches eléctricos.

CATL, proveedor de Tesla, no es un recién llegado en el sector de las baterías. Su experiencia acumulada les ha permitido desarrollar la nueva plataforma eléctrica que integra un motor y la mencionada batería de gran autonomía.

Lo que hace especial a esta plataforma no es solo su impresionante capacidad de autonomía. También incluye el tren motriz completo del coche, englobando la transmisión, las ruedas y el sistema de frenos.

Esto representa un cambio fundamental, ya que permite a los fabricantes de automóviles adaptar esta plataforma a cualquier modelo que deseen producir.

Una batería para coche eléctrico eficiente, con gran autonomía y rendimiento óptimo en condiciones adversas

Un detalle clave de esta plataforma es su eficiencia energética. Solo tiene un consumo de 10,5 kWh cada 100 km, un dato notable si consideramos el promedio actual del mercado. Además, CATL ha probado su batería eléctrica con motor integrado en diversos climas, asegurando un rendimiento óptimo incluso en condiciones adversas.

El término técnico que acompaña a esta innovación es CIIC (CATL Integrated Intelligent Chassis). Un concepto que fusiona las celdas de la batería dentro del chasis del vehículo. Esto no solo optimiza el espacio, sino que también mejora la rigidez del chasis, brindando beneficios adicionales en términos de seguridad y durabilidad.

Según información de Autobild, Neta será el primer fabricante en adoptar esta tecnología. Este paso podría abrir las puertas a un mercado más amplio en Europa, dada la creciente demanda de vehículos eléctricos eficientes y de larga duración.

Con esta plataforma eléctrica, CATL no solo reinventa el concepto de batería para coches eléctricos, sino que también marca un antes y un después en la forma en que entendemos la movilidad eléctrica.

Fuente: computerhoy.com