La capa de invisibilidad de China: una tecnología militar desarrollada por científicos

“Transformará nuestras vidas y en el futuro todos contaremos con la capa al estilo Harry Potter en nuestro armario”, afirma su creador

Probablemente si de pequeños nos preguntaban qué superpoder queríamos tener hubiésemos respondido con uno que casi todos los que eran niños hace algo más de dos décadas soñaban gracias a la saga de Harry Potter: ser invisibles. Los creadores de la capa invisible, un proyecto desarrollado por la Facultad de Ciencias de la Universidad de Donghua, en China, afirman que esto no es magia y que en un futuro no muy lejano todos podremos poseer una capa que nos permita ocultarnos del resto del mundo.

No ser vistos parece algo de ciencia ficción, algo inalcanzable incluso en un siglo donde la tecnología domina un mundo lleno de inteligencia artificial y en donde los más poderosos invierten fortunas en poseer mecanismos que les ayuden en tareas cotidianas e incluso en tener los mejores materiales militares. La tecnología que lleva la capa de invisibilidad es la misma que surgió hace una década en el país del sol naciente en un laboratorio al sudeste de China para obtener un mecanismo que permitiese ocultar las aeronaves de guerra con una cubierta de metamateriales que crean un efecto de ilusión espectral para evitar así que las naves aparezcan en los radares y no ser detectadas.

El creador de esta capa, Chu Junhao, de 78 años, ha explicado en la Gran Velada Científica emitida en Bilibili, una plataforma de vídeos semejante a Youtube, cómo esta tecnología «transformará nuestras vidas y en el futuro todos contaremos con la capa al estilo Harry Potter en nuestro armario».

Para este académico de la Academia China de las ciencias, esta capa parece magia, pero es ciencia. Con los metamateriales adecuados, las estructuras fabricadas cambian sus propiedades físicas según las respuestas a las corrientes eléctricas mediante una serie de patrones lenticulares que cambian la dirección de la luz y hacen así que lo que está detrás sea lo suficientemente pequeño para que el ojo humano no lo pueda percibir, creando así un efecto de invisibilidad.

En el vídeo, Junhao salió al escenario para explicar el funcionamiento y realizar una demostración de la capa invisible. De pie y ayudado por dos hombres que sostenían una fina lámina delante de sus piernas, la silueta era borrosa, pero aún visible para el ojo humano. Lo increíble llegaba cuando giraron la lámina 90 grados y las piernas del físico desaparecieron por completo con la sorpresa del público que veía el momento.

Lo que ocurre en el momento de doblar el material es que la luz se comprime en tiras muy delgadas y aumenta el número de lentes. Así, el efecto provocado es la invisibilidad ya que la imagen que vemos se fragmenta en millones de partículas idénticas entre sí que el ojo no logra diferenciar.

El debate está abierto ya que hasta ahora el uso dado a esta tecnología era militar, pero la ética y la filosofía tendrán que determinar si el uso de estos mecanismos puede entrañar algún riesgo para la población.

Fuente: elcomercio.es