Hackers usan señales WiFi como sensores de movimientos para “monitorear” a sus víctimas

Un peligro latente existe en los dispositivos que generan señal WiFi en nuestros hogares. Un estudio de la Universidad de Chicago y la Universidad de California descubrió cómo los hackers usan estas señales como detectores de movimiento, para vigilar la actividad dentro de una estructura sin ser identificados.

Para ello requiere solo de un receptor de WiFi, que se comercializa por menos de 20 dólares en el mercado. El delincuente informático es capaza de medir la intensidad de las señales emitidos por todos los dispositivos conectados y así monitorear de forma remota a su víctima.

Los científicos informáticos de la Universidad de Chicago, Heather Zheng y Ben Zhao, explicaron cómo actúan los hackers. “Es lo que llamamos un ataque de vigilancia silenciosa”, señaló Zheng, quien se desempeña como profesor de informática y además es experto en redes, seguridad y tecnologías inalámbricas.

Advirtió que “no se trata solo de privacidad, se trata más bien de la protección de seguridad física”.

Escucha pasiva del WiFi

Según el estudio, a través de las señales de WiFi que se generen desde cualquier hogar u oficina, el delincuente es capaz de detectar si hay alguna actividad y hasta saber la ubicación de los dispositivos. “Básicamente pueden hacer una vigilancia de vigilancia de muchos lugares. Eso es muy peligroso”, alertó

Investigaciones anteriores determinaron cómo se podía “ver” a través de las paredes con estas señales, pero en ese caso se hizo desde adentro. En este caso, se trata de una “escucha pasiva”, sin necesidad de transmitir ninguna señal ni romper el cifrado.

Este método es más peligroso y preciso mientras más dispositivos con WiFi estén conectados. “Lo preocupante aquí es que el atacante tiene un costo mínimo, puede permanecer en silencio sin emitir ninguna señal y aun así poder obtener información sobre usted”, explicó Zheng.

Cómo protegerse

La señal cambiar “sutilmente” cuando una persona camina cerca de los dispositivos y eso es suficiente para que los hackers sean capaces de detectar el movimiento en la habitación sin que sus víctimas sepan.

Los científicos proponen que en los puntos de acceso se emita una “señal de cobertura”, que produzca datos falsos que confundan a los delincuentes.

Lo que verá el pirata informático es que siempre hay personas alrededor, por lo que esencialmente estás creando ruido y no pueden saber si hay una persona real allí o no”, indicó Zheng.

Esperan que los fabricantes de enrutadores incluyan esta característica de privacidad.

Fuente: Fayerwayer.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!