Facebook y WhatsApp deberán dar acceso a los mensajes cifrados a la Policía británica ante delitos graves

Un nuevo tratado entre EEUU y Reino Unido, que se firmará el mes que viene, permitirá a la Policía británica acceder de forma rápida a los mensajes de plataformas sociales y de mensajería como Facebook y WhatsApp, que circulan cifrados tal y como la compañía de Mark Zuckerberg ha dicho en repetidas ocasiones. Poco a poco se impone la doctrina de la alianza de inteligencia “Five Eyes”, liderada por Estados Unidos.

El contenido del tratado, revelado el fin de semana por The Times y del que se hacen eco otras publicaciones, obligará a las empresas de redes sociales a compartir información para apoyar las investigaciones sobre personas sospechosas de delitos graves, como el terrorismo y la pederastia.

Hasta ahora, la Policía del Reino Unido solo puede acceder a la información de redes sociales cuando existe una amenaza inmediata para la vida.

Eso sí, la fuente citada por The Times puntualiza que ambos países han acordado no investigar a los ciudadanos del otro como parte del tratado. Asimismo, EEUU no podrá utilizar información obtenida de empresas británicas en casos que puedan conllevar la pena de muerte.

La prensa británica recuerda que la ministra del Interior británica, Priti Patel, criticó en su día el plan de Facebook para cifrar los mensajes de sus servicio de mensajería y de WhatsApp de extremo a extremo, dado que en su opinión esto beneficia a los delincuentes. La propia Patel llegó a pedir a las compañías de redes sociales que desarrollasen “puertas traseras” para dar acceso a las agencias de inteligencia, algo que existe de hecho.

Varios medios británicos recuerdan que hace apenas dos meses se conoció la sentencia contra Stephen Nicholson, condenado a 33 años de cárcel por el asesinato de Lucy McHugh, una adolescente de 13 años. Durante la investigación la Policía británica intentó infructuosamente que Facebook proporcionase los mensajes que Nicholson envió a la víctima. La red social no facilitó la contraseña hasta prácticamente el día de inicio del juicio, un año después de haber sido solicitada, lo que dio tiempo al sospechoso para borrar contenidos que pudieron incriminarle.

Facebook exige una solicitud o carta rogatoria para poder proporcionar el contenido de una cuenta. De hecho, existe un sistema de aplicación en la misma plataforma de Facebook para este tipo de peticiones, a disposición sólo de miembros de la Policía. Los funcionarios y fiscales también pueden solicitar ver mensajes en virtud del tratado de “asistencia judicial recíproca”, pero eso puede llevar hasta dos años.

Fuente: publico.es

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!