Este retrete inteligente mide tu presión arterial y puede prevenir ataques al corazón

Habitualmente utilizamos el retrete para un par de funciones básicas o poco más; sin embargo, a estos investigadores del Instituto de Tecnología de Rochester se les ocurrió la genial idea de incluir una serie de sensores en el váter para que, en el momento de aposentar las nalgas sobre ellos, pudieran tomar datos sobre la salud de quienes estén encima.

En Japón, por ejemplo, donde la cultura del váter Premium está muy desarrollada, Google, junto a Toto y Matsushita ya están utilizando una serie de retretes que analizan lo que se deposita dentro de ellos, pero, hasta ahora, no había ninguno con sensores para medir parámetros como la presión arterial o el nivel del oxígeno que tiene la sangre en cada momento.

Y esos parámetros no caen en saco roto. El principal objetivo de estos investigadores no era precisamente que todos tuviéramos uno de estos retretes en nuestra casa, sino el de monitorizar a personas que hubieran sufrido previamente un ataque al corazón y prevenir así nuevos problemas cardiacos que, en el fondo, supusieran un problema tanto para el paciente como para las arcas de los seguros privados del sistema sanitario de los Estados Unidos, en este caso.

Este “asiento mágico”, llamémoslo así, dispone de tres sensores: uno para realizar un electrocardiograma y mediar la actividad eléctrica del corazón; un fotopletismograma para medir los niveles de oxígeno en la sangre y un balistocardiograma, que mide la fuerza con la que el corazón impulsa la sangre por el organismo, más concretamente por la aorta.

Los datos que se recogen se suben automáticamente a “la nube”, donde los médicos pueden acceder a los datos y evaluar cómo está el paciente en cada momento y avisarle si necesita volver por la consulta o si hay algo que no está funcionando como debería.

Por el momento, los clientes de este “asiento mágico” serán, sobre todo, los hospitales norteamericanos, que los podrán instalar en las habitaciones de los pacientes que acaben de ser operados del corazón y así tenerlos monitorizados en todo momento y evitar problemas mayores si surge alguna complicación durante la recuperación post-operatoria.

Fuente: tecnoxplora

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!