Noticyti

Diseñan un robot que saca sangre mejor que los médicos

El aparato es capaz de analizar las muestras de manera rápida, lo que podría permitir a los profesionales sanitarios dedicar más tiempo para tratar a los pacientes

Un equipo de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey (EE.UU.) ha creado un robot para analizar muestras de sangre con un éxito igual o mejor que el de los médico incluso para venas de difícil acceso. El aparato es capaz de proporcionar los resultados de la prueba de manera rápida y podría permitir a los profesionales sanitarios dedicar más tiempo al tratamiento de los pacientes. Los datos del ensayo clínico se publican en la revista Technology y se trata del primero llevado a cabo con un dispositivo automatizado de extracción y análisis de sangre.

La punción venosa, que consiste en insertar una aguja en una vena para obtener muestras de sangre o realizar terapias intravenosas, es el procedimiento clínico más común en el mundo. Pero a veces los médicos fallan. La proporción de errores es del 27% en pacientes con venas poco visibles, del 40% en el caso de pacientes sin venas palpables y del 60% en pacientes demacrados.

Los fallos repetidos aumentan la probabilidad de flebitis (inflamación de las venas que suele ir acompañada de la formación de coágulos), trombosis e infecciones. También pueden requerir emplear las venas grandes del cuerpo o las arterias, lo que supone un riesgo y un coste mucho mayores además de aumentar el tiempo del procedimiento.

“Un dispositivo como el nuestro podría ayudar a los médicos a obtener muestras de sangre de manera rápida, segura y fiable, evitando complicaciones innecesarias y dolor en los pacientes causados por múltiples intentos de inserción de agujas”, dijo en un comunicado Josh Leipheimerel, estudiante de doctorado en ingeniería biomédica y autor principal del estudio.

El nivel de actuación del robot fue comparable o superó los estándares clínicos. La tasa de éxito general en los 31 participantes del ensayo supuso el 87%. Para las 25 personas cuyas venas eran de fácil acceso, este porcentaje ascendió hasta el 97%. El aparato incluye un sistema de imagen de ultrasonido que permite encontrar el punto adecuado para extraer la sangre, un módulo de manejo de muestras y un sistema para realizar los análisis.

Los datos de este estudio se utilizarán para perfeccionar la inteligencia artificial del robot de cara a mejorar su rendimiento, lo que incluye mejorar las tasas de éxito en pacientes con venas difíciles de acceder. En el futuro, el aparato podría usarse también en procedimientos tales como cateterismo o diálisis.

Fuente: lavanguardia.com