Crea investigador “etiquetas híbridas” que localizan herramientas en plantas industriales

Las herramientas de trabajo utilizadas en la industria automotriz son frecuentemente mal gestionadas, ya que algunas al ser de dimensiones pequeñas son comúnmente extraviadas y otras con tamaño grande son mal usadas.

A fin de tener un óptimo control de estos instrumentos, Henry Xochipiltecatl Carreto, investigador de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), trabaja en la innovación de dispositivos que localizan la herramienta, arrojan información sobre su estado o ubicación y gestionan su energía al recibir electricidad de forma inalámbrica para alargar su tiempo de operación, lo que permite la transmisión de información por más tiempo sin necesidad de una recarga o cambio de baterías.

Estos dispositivos reciben el nombre de “etiquetas hibridas” con tecnología de Identificación por Radiofrecuencia Hibrido (RFIDH) y son mecanismos electrónicos con energía propia que cumplen la función que se le asigne al programarse. Pueden fungir como antenas que reciben y emiten señales RFIDH y ser receptoras de electricidad inalámbrica, además permiten el almacenamiento de datos, la fácil comunicación, localización y el seguimiento entre unidades programadas con el mismo protocolo.

Estas “etiquetas” tienen un tamaño aproximado de dos monedas de cinco pesos, se adhieren a la herramienta objetivo y su alcance de transmisión es de hasta 20 metros de distancia. “Se coloca una etiqueta RFIDH activa dentro de la carcasa de cada una de las herramientas que necesitan una mejor gestión. Así se logra un control óptimo de ellas”, subrayó Xochipiltecatl Carreto.

Sobre la transmisión y procesamiento de datos generados por las etiquetas, el especialista indicó que un RFIDH emisor informa su contexto, otro, se comporta como antena receptora y trasmite los datos para ser procesados a través de un software diseñado por el mexicano y su equipo de trabajo; finalmente los resultados pueden observarse en el ordenador, teléfono celular y/o tableta.

Vale acotar que al estar siempre encendidos, emitir y recibir información todo el tiempo, la pila de los dispositivos RFIDH se agota, por ello, bajo el mismo concepto de transmisión por radiofrecuencia se utilizó ésta tecnología para recargar de energía a las etiquetas por medio de la programación que indica la transmisión/recepción de electricidad.

Por otra parte, en caso de requerirse informes aún más detallados que la propia localización, también se pueden integrar sensores a la herramienta para saber su desempeño, qué operador la utiliza y por cuáles áreas de la empresa ha estado. Cabe señalar que el prototipo con el que se ha trabajado durante la investigación tiene capacidad hasta de 20 sensores adaptados.

El innovador mexicano subrayó que el alcance de los dispositivos está determinado por las condiciones de ambiente, si éste es ruidoso como en una fábrica en donde hay ondas electromagnéticas, cierta temperatura, metales y humedad, acortan su alcance a 20 metros.

Al usarse para cuestiones más sencillas como la localización de objetos en una casa, su radio es mayor al no haber tanta interferencia. Cabe recalcar que se pueden utilizar etiquetas con mayor cobertura en distancia, sin embargo, tendrían que fabricarse más grandes, lo cual dificultaría actualmente su uso en herramientas.

El ingeniero en electrónica y comunicaciones agregó que se tiene el trámite de la patente y la solicitud va dirigida a la mejor gestión de la energía de las etiquetas al haber logrado que la pila de un dispositivo denominado híbrido se recargara y rindiera más tiempo sin necesidad de cambiarla, esto a través de la transmisión eléctrica mediante radiofrecuencia.

El proyecto fue presentado durante el foro Innovation Match (IMMX) 2016 que tuvo lugar en Guadalajara en abril de 2016 y que fue organizado por el Centro Kappa de Conocimiento. (Agencia ID)

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!