Científicos de Clemson University desarrollan un nuevo método de impresión 3D para celdas de combustible cerámicas protónicas

Investigadores de Clemson University han logrado un avance en el campo de la energía renovable al desarrollar un novedoso método de impresión 3D para celdas de combustible cerámicas protónicas. Estas celdas de combustible tienen el potencial de generar electricidad de manera más sostenible que los combustibles fósiles tradicionales. A diferencia de las celdas de combustible convencionales que dependen del carbón o el petróleo, las celdas de combustible cerámicas protónicas funcionan con combustibles renovables como el hidrógeno, la amoniaco, los hidrocarburos y los alcoholes.

El desafío con estas celdas de combustible ha sido escalar su producción desde el laboratorio a aplicaciones del mundo real. Para abordar este problema, el equipo de investigación recurrió a la tecnología de impresión 3D. Al utilizar la impresión 3D, pudieron crear celdas de combustible cerámicas protónicas tubulares que ofrecen ventajas sobre el diseño plano tradicional, incluyendo una mayor durabilidad y un sellado más fácil.

El equipo realizó pruebas en una sola celda de combustible alimentada con hidrógeno y encontró que producía electricidad de manera consistente durante un período de 200 horas. Los investigadores creen que la impresión 3D de celdas de combustible cerámicas protónicas ofrece una mayor precisión, consistencia y rentabilidad en comparación con las técnicas de fabricación tradicionales.

En un artículo publicado en ACS Energy Letters, el equipo afirmó que su trabajo sugiere que la impresión 3D podría allanar el camino para la aplicación real de celdas de combustible cerámicas protónicas tubulares. Lo que distingue su investigación es que lograron imprimir en 3D las tres capas necesarias en una celda de combustible: el ánodo, el cátodo y el electrolito.

Si bien actualmente toma aproximadamente tres horas imprimir en 3D una sola celda de combustible, el equipo planea desarrollar un diseño más avanzado en trabajos futuros. Si tienen éxito, anticipan que las celdas de combustible cerámicas protónicas impresas en 3D podrían comercializarse en los próximos cinco años.

Fuente: zbr.com.mx