Australia abre la primera línea de metro de su historia…¡con trenes sin conductor!

La empresa francesa Alstom ha lanzado la primera línea de metro en Australia de su historia. El tramo, que consta de 36 kilómetros, se ubica en Sídney, la ciudad más grande y poblada del país. De acuerdo a Railway Technology, en esta línea operan sólo trenes no tripulados.

Sídney es la ciudad más grande de Australia con una población de más de 4.8 millones de personas. Su territorio está dividido por tres partes con dos bahías, que se llaman Port Jackson Bay y Botany Bay. Esas partes de la ciudad están conectadas por ferris y líneas de ferrocarril costero.

Sin embargo, hasta el momento Australia tenía metro en ninguna de sus ciudades. En Sídney y Melbourne sólo había unas estaciones subterráneas que sirven para el transporte regular. Se espera que el nuevo metro acelere la circulación de pasajeros entre diferentes partes de la ciudad más grande de Australia.

La construcción del dicho tramo de 36 kilómetros se puso en marcha en octubre de 2016. Atraviesa la ciudad desde la estación de Rose Hill hasta la de Chetswood. En la línea operan 22 trenes no tripulados, llamados Alstom Metropolis. Cada uno consta de seis coches y puede acomodar 1.1 mil personas. En su construcción utilizaron la tecnología Urbalis 400, la cual abre y cierra las puertas de coches, identifica obstáculos y varias señales especiales de modo completamente automático.

Estará finalizada en 2024

La construcción del metro de Sídney incluye dos etapas. Durante la primera, se abrió la línea de 36 kilómetros. En la segunda etapa se planea construir un segundo tramo desde la estación Chetswood hasta Bankstown. Se supone que para 2024 la longitud total del metro de Sydney alcanzará 66 kilómetros, y tendrá 31 estaciones.

Entre 1861 y 1961, Sídney tuvo una red de tranvías, la cual se consideraba la segunda más grande del Imperio Británico después del tranvía de Londres. En 1997, las autoridades abrieron la ruta trenes ligeros llamada Metro Light Rail, para reemplazar al tranvía cerrado por más de 30 años. Tiene una longitud total de 12,8 kilómetros y conecta la Estación Central de Sídney con el distrito de Dalwich Hill.

Las megaciudades del mundo están experimentando frecuentemente con trenes no tripulados. Por ejemplo, en la capital de Rusia, Moscú, comenzarán a probar trenes no tripulados a finales de 2019. Y el año pasado en Potsdam, una ciudad alemana, lanzaron unas pruebas de tranvía sin conductor.

Fuente: nmas1.org

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!