Ratifica Senado Acuerdo de París sobre cambio climático

Se busca mitigar los efectos provocados por este fenómeno y mantener la temperatura mundial por debajo de los 2°C.

La Cámara de Senadores aprobó por unanimidad, con 86 votos, el Acuerdo de París, adoptado en la Ciudad de París, Francia, el 12 de diciembre de 2015, cuyo objetivo es reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático, en el contexto del desarrollo sostenible y de los esfuerzos por erradicar la pobreza.

En el dictamen avalado, y remitido al Ejecutivo Federal, se señala que para responder a la amenaza del cambio climático se deberán adoptar medidas que contengan el aumento de la temperatura y mantengan la  media mundial por debajo de dos grados centígrados con respecto a los niveles industriales anteriores, con miras a lograr que no rebase los 1.5 grados centígrados.

Con ello, se reducirían los riegos y efectos del cambio climático; aumentaría la capacidad de adaptación de largo plazo para fortalecer la resiliencia y disminuir la vulnerabilidad con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, de un modo que no se comprometa la producción de alimentos y, se lograría que los flujos financieros conduzcan a un desarrollo resiliente y de bajas emisiones de gases.

El acuerdo prevé establecer un mecanismo de balance global, en el que cada Estado aporte información para actualizar y mejorar sus propias medidas a nivel nacional; así como instituir una herramienta de cooperación financiera, mediante la que los países desarrollados proporcionen recursos a aquellos que se encuentren en desarrollo, con el objetivo de brindar asistencia tanto en la mitigación como en la adaptación.

Además, se alienta a los Estados a brindar apoyo de manera voluntaria y quienes opten por cooperar voluntariamente, en la aplicación de sus contribuciones determinadas a nivel nacional, podrán hacerlo siempre y cuando promuevan el desarrollo sostenible y la integridad ambiental.

Asimismo, propone implementar un esquema en el que se comparta información sobre las contribuciones determinadas a nivel nacional bajo los principios de claridad, transparencia y comprensión, en un período de cinco años. Esto, a fin de contar con un balance periódico sobre el avance colectivo del cumplimiento del objetivo principal del Acuerdo y examinar la mitigación, la adaptación, los medios de aplicación y el apoyo de cada país, siempre a la luz de la equidad y de la mejor información científica disponible.

En la presentación del dictamen, la senadora Laura Rojas Hernández, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Organismos Internacionales, expuso que el cambio climático propicia una serie de eventos climatológicos más severos y frecuentes, que impactan a la economía de los países, a la población, a los ecosistemas y a la biodiversidad. Por sus características geográficas y condiciones sociales y económicas México es altamente vulnerable a este fenómeno, subrayó.

La senadora Ninfa Salinas Sada, presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, aseguró que con el acuerdo el Senado se reafirma como garante de los intereses de todos los mexicanos, que cumplirá con la obligación ética de crear mecanismos que permitan un futuro mejor para las generaciones venideras. Asimismo, llamó a redoblar esfuerzos para dotar a la administración pública de herramientas que permitan implementar de manera eficiente las acciones a las que nos estamos comprometiendo.

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Gabriela Cuevas Barron, advirtió que se incorpora al sistema jurídico mexicano un importante instrumento que permitirá el crecimiento económico, erradicar la pobreza extrema y mejorar la salud y bienestar de las personas.

Por el Grupo Parlamentario del PRI, la senadora Marcela Guerra Castillo, dijo que se trata de un tratado de gran relevancia para la sociedad, ante un fenómeno transversal con manifestaciones que afectan medio ambiente, producción y suministro de alimentos, recursos naturales, condiciones socioeconómicas, desplazamiento humano, movilidad de las poblaciones y la capacidad de respuesta ante desastres naturales.

En representación del Grupo Parlamentario del PAN, la senadora Silvia Garza Galván, consideró que dentro de este acuerdo internacional, se inscribe un capítulo mexicano con el reto de demostrar que tiene capacidad de cambiar el rumbo de desarrollo y producción, para acabar con el consumo rapaz de los recursos naturales.

Del Grupo Parlamentario del PRD, el senador Isidro Pedraza Chávez, destacó que México se suma al Acuerdo de París, porque dentro de las acciones para revertir la contaminación se contempla y define con claridad el respeto a derechos humanos, a la salud, así como de indígenas, migrantes, niños, personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad, así como aspectos de equidad de género e intergeneracional.

A favor del dictamen expusieron senadora del PT, Ana Gabriela Guevara Espinosa, los senadores del PVEM, Gerardo Flores Ramírez y Jorge Aréchiga Ávila; los senadores Raúl Aarón Pozos Lanz y Ernesto Gándara Camou del PRI; así como el senador independiente Manuel Cárdenas Fonseca.

Adicionalmente, los legisladores avalaron la emisión de una declaración interpretativa que señala: Los Estados Unidos Mexicanos formulan la siguiente declaración interpretativa al ratificar el Acuerdo de París: conforme al marco jurídico nacional, y considerando la mejor y más actualizada información científica disponible e integrada por el Panel intergubernamental de Cambio Climático, los Estados Unidos Mexicanos entienden por emisiones de gases de efecto invernadero la “liberación a la atmósfera de gases de efecto invernadero y/o sus precursores y aerosoles en la atmósfera, incluyendo en su caso compuestos de efecto invernadero, en una zona y en un periodo de tiempo específicos”.

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!