Un biomarcador no invasivo podría detectar el Parkinson

La forma específica de unas ondas cerebrales registradas en electroencefalogramas puede estar relacionada con la aparición de la enfermedad de Parkinson, según una nueva investigación realizada por la Universidad de Oregón, en Estados Unidos.

Y este tipo de ondas cerebrales pueden proporcionar un biomarcador fácilmente detectable para ayudar al diagnóstico precoz y mejorar el tratamiento de esta grave dolencia, que afecta ya a seis millones y medio de personas.

“Al utilizar esta forma segura y asequible de medir y cuantificar la actividad cerebral, pudimos distinguir las diferencias entre los pacientes con Parkinson que estaban tomando o no medicamentos y la actividad cerebral de personas sanas”, explica la investigadora principal del estudio, Nicole Swann, del Departamento de Fisiología Humana de la universidad de Oregon.

Hallazgo primordial

Encontrar un biomarcador del Parkinson es muy importante, porque hasta ahora esta enfermedad es diagnosticada por los neurólogos tras realizar un examen subjetivo a cada paciente y esto aumenta el número de errores.

Y en este campo se está avanzando. porque la Universidad de California ya ha analizado a 15 pacientes con Parkinson y 16 personas sanas con el objetivo de detectar este tipo de ondas que podrían indicar la aparición de esta enfermedad. Y ya se pudo comprobar que las personas con Parkinson parecen tener ondas cerebrales agudas.

“La inclinación resulta ser importante en los pacientes de Parkinson y esto fue fácilmente detectable en los pacientes que están sin medicación” subraya también la profesora Swann.

A partir de ahora, este grupo de investigadores de estados Unidos tratará de combinar las mediciones de las ondas cerebrales con los historiales médicos detallados de los pacientes y esperan que este nuevo “biomarcador” pueda ayudar a detectar cambios en la enfermedad en individuos a lo largo del tiempo.

Fuente: cadenaser.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!