Nuevo tratamiento destruye tumores del cáncer de cabeza y cuello, según estudio

Dos medicamentos de inmunoterapia podrían representar una alternativa con menores efectos secundarios en comparación al tratamiento oncológico convencional

Una combinación de fármacos aplicada en pacientes con cáncer avanzado de cabeza y cuello tuvo éxito en destruir las células cancerígenas, prolongar el tiempo de vida y reducir los efectos secundarios, según los resultados de un ensayo realizado por el Instituto de Investigación del Cáncer de Londres (ICR) y la fundación Royal Marsden. La efectividad de esta nueva inmunoterapia con los fármacos nivolumab e ipilimumab supondrían un paso gigantesco para superar el desgaste físico tras tratamientos convencionales como la quimioterapia.

La inmunoterapia es un tipo de tratamiento oncológico que se caracteriza por el uso de medicamentos que fortalezcan el sistema inmunológico para detectar y combatir el cáncer. Según los científicos, este tratamiento, además de ser más amable y seguro, también está demostrando resultados en investigaciones contra el cáncer de riñón, piel e intestino.

Pese a que los resultados del ensayo de fase 3, donde participaron 957 voluntarios, no fueron significativos estadísticamente, sus autores destacan que sí sirvieron en materia clínica. El motivo se debe a que no solo se demostró una prolongación de meses y/o años de vida, sino, además, menos efectos secundarios, como náuseas, dolor, pérdida del apetito, cansancio y problemas respiratorios.

“El tratamiento que he recibido en el Royal Marsden ha sido insuperable y soy muy afortunado de que hayan encontrado un tratamiento que me funciona”, sostuvo ante el ICR Barry Ambrose, un voluntario de 77 años con cáncer a la garganta, cuyo tumor desapareció por completo durante el estudio.

La investigación reveló que quienes presentaron mayor mejoría fueron aquellos voluntarios cuyos tumores arrojaron niveles altos de un marcador inmune llamado PD-L1. Así, se reportaron datos sin precedentes: quienes fueron tratados con el cóctel de fármacos vivieron un promedio de tres meses más que aquellos que recibieron quimioterapia, mientras que la supervivencia general se ubicó en 17,6 meses.

Un próximo ensayo llamado Checkmate 651, financiado por Bristol Myers Squibb, fortalecerá los beneficios de este tipo de tratamiento en pacientes con cáncer de este tipo, sostuvieron los científicos. Según cifras de la Sociedad Americana contra el Cáncer, a nivel mundial se diagnostican más de 900.000 casos de personas con cáncer de cabeza y cuello y más de 400.000 muertes anuales a causa de ellas.

Fuente: larepublica.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *