Los fármacos más populares para tratar la Covid-19 no son realmente eficaces: estudio de OMS

La OMS publica los resultados del ensayo Solidarity donde concluye que ni el remdesivir ni la cloroquina reducen la mortalidad frente a la enfermedad

El mayor ensayo hasta la fecha sobre los tratamientos para la Covid-19 concluye que ninguno de los fármacos probados reduce la mortalidad en pacientes hospitalizados. Se trata de Solidarity, un estudio llevado a cabo por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En él se incluyeron el fármaco antiviral remdesivir, los antimaláricos cloroquina e hidroxicloroquina, los antirretrovirales lopinavir y ritonavir, y el interferón, todos ya en uso para otras enfermedades y reutilizados ahora frente a la Covid-19.

Según un comunicado de la propia OMS, el estudio proporciona evidencia concluyente sobre la efectividad de los medicamentos reutilizados. Los resultados del ensayo aún están en revisión para su publicación y se encuentran en abierto en el repositorio medRxiv.

El megaensayo fue lanzado a mediados de marzo y se implementó en más de 400 hospitales de 30 países, entre ellos España. En él se analizaron los efectos de estos tratamientos en la mortalidad general, en el inicio de la ventilación y en la duración de la estancia hospitalaria en una muestra de más de 11.000 adultos.

Ninguno de los fármacos redujo la mortalidad de los pacientes después de 28 días de tratamiento, ni el inicio de la ventilación o la duración de la hospitalización, por lo que en el estudio concluyen que los regímenes de tratamiento probados tienen poco o ningún efecto sobre la Covid-19 en personas hospitalizadas.

Con Solidarity se pretendía generar datos sólidos que mostraran qué tratamientos son los más efectivos frente a los múltiples ensayos de menor tamaño y con diferentes metodologías que no lograban una evidencia tan clara y robusta. El gran estudio se diseñó para permitir que incluso hospitales sobrecargados por la pandemia participaran.

La plataforma internacional del ensayo está lista para evaluar rápidamente nuevas opciones de tratamiento prometedoras, según comunica la OMS, con casi 500 hospitales abiertos como sitios de prueba. La organización está considerando para su evaluación nuevos fármacos antivirales, inmunomoduladores y anticuerpos monoclonales.

La OMS añade que otros usos de los fármacos ya estudiados en Solidarity, como por ejemplo la prevención de la enfermedad, deberían examinarse mediante diferentes ensayos.

Fuente: lavanguardia.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *