Israel: crean páncreas artificial que ayudará a pacientes diabéticos a lidiar con la dependencia de la insulina

La empresa israelí de biotecnología Betalin Therapeutics creó un páncreas artificial que ayudará a los pacientes con diabetes a lidiar con la dependencia de la insulina reprogramando el páncreas actual para que funcione correctamente.

El páncreas, localizado en el abdomen, es un órgano vital crucial para el proceso digestivo y no produce suficiente insulina en pacientes diabéticos, causando que la cantidad de azúcares aumente en el torrente sanguíneo, llevando a síntomas tales como náuseas y falta de aliento.

El nuevo páncreas artificial de Betalin no sólo ayudará a monitorear los niveles de azúcar en el cuerpo, sino que también detectará la cantidad de insulina que cada paciente necesita y la liberará en el torrente sanguíneo del paciente.

Betalin Therapeutics fue fundada en 2015 y cuenta con dos famosos premios Nobel en su junta directiva, el profesor Arieh Warshel y el profesor Sidney Altman.

Altman transmitió a Israel Hayom sus propias dificultades personales para hacer frente a la enfermedad y su esperanza de que este nuevo dispositivo pudiera ser utilizado para ayudar a los pacientes.

“Tengo diabetes tipo 2 y ahora mismo me pongo dos inyecciones de insulina al día y este nuevo producto lo eliminará. [La gente] no tendrá que seguir recibiendo inyecciones, y supongo que la vida útil del producto será de varios meses. … No tendré que inyectarme dos veces al día, sólo me pondré un implante y eso será bueno durante varios meses”.

El implante tendrá que ser reemplazado cada varios meses, pero hasta ahora no ha sido probado en humanos. En ratones, ha durado 90 días.

El procedimiento completo de implantar el páncreas artificial toma menos de una hora, con la ayuda de anestesia local. El innovador páncreas bioartificial de Betalin fue diseñado utilizando tejido pulmonar de cerdo, así como células secretadas por la insulina. Puede identificar el nivel de azúcar en la sangre de un paciente y dispensar con precisión la cantidad necesaria de insulina. Esto hace que todas las futuras inyecciones, medicamentos o medidas de glucosa en sangre sean obsoletas y “enseña” al páncreas natural cómo liberar la insulina adecuadamente.

El Dr. Avi Treves, vicepresidente de I+D, le dijo a Israel Hayom: “La tecnología se basa en la creación de un páncreas microartificial, así que, en lugar de un páncreas dañado, implantamos un páncreas artificial debajo de la piel que [funcionará] igual que los órganos pancreáticos”.

“El páncreas es único en el sentido de que funciona como un órgano completamente autónomo, no como células individuales, y por lo tanto puede ser localizado en cualquier parte del cuerpo. El órgano biológico innovador es que el páncreas se adhiere a un tejido de apoyo y puede monitorizar los niveles de glucosa en sangre y secretar insulina según sea necesario”, dijo el profesor Eduardo Mitrani, de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

El Dr. Nikolai Kunicher, Director General de Betalin, elogió el proyecto, diciendo: “Hay enormes ventajas. … No se necesita hospitalización y se puede administrar bajo la piel, sin anestesia en las clínicas ambulatorias. Estamos imitando lo que realmente sucede en el cuerpo”.

La compañía espera comenzar pronto los ensayos clínicos.

Fuente: israelnoticias.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!