Hallan un nuevo mecanismo utilizado por las bacterias para evadir los antibióticos

A medida que las bacterias continúan demostrando una poderosa resistencia a los tratamientos con antibióticos, lo que plantea una creciente crisis de salud pública que involucra una variedad de infecciones, los científicos continúan buscando una mejor comprensión de las defensas bacterianas contra los antibióticos en un esfuerzo por desarrollar nuevos tratamientos. Ahora, investigadores de la Universidad de California (UC) en San Diego, Estados Unidos, que combinan experimentos y modelos matemáticos han descubierto un mecanismo inesperado que permite que las bacterias sobrevivan a los antibióticos.

Como describen en la edición ‘online’ de este jueves de la revista ‘Cell’, Dong-yeon Lee, Maja Bialecka-Fornal y Gürol Süel, de la División de Ciencias Biológicas de UC San Diego, junto con Leticia Galera-Laporta, de la Universitat Pompeu Fabra, y sus colegas descubrieron que las bacterias se defienden contra los antibióticos controlando la absorción de iones de metales alcalinos. Cuando son atacadas por antibióticos, las bacterias modulan la absorción de iones de magnesio para estabilizar sus ribosomas, las máquinas moleculares fundamentales de la vida que traducen los genes en proteínas, como una técnica de supervivencia.

“Hemos encontrado un nuevo mecanismo inesperado que emplean las bacterias en crecimiento activo para ser resistentes a los antibióticos”, afirma Süel, profesor de Biología Molecular. “Con este descubrimiento, ahora podemos explorar nuevas formas de combatir infecciones en las que no podríamos haber pensado antes”, agrega.

La clave de una conexión

Los científicos investigaron la relación entre la actividad del ribosoma y el flujo electroquímico de iones a través de las membranas celulares. Este potencial de membrana y los ribosomas se encuentran entre los procesos más antiguos y fundamentales que operan en todas las células vivas, desde las bacterias hasta los humanos.

Los investigadores identificaron una conexión distinta que “revela cómo estos procesos celulares antiguos y fundamentales que son esenciales para la vida están interactuando entre sí”, describe Süel. Los nuevos descubrimientos sientan las bases científicas para nuevas formas de contrarrestar la resistencia a los antibióticos. “La resistencia a los antibióticos es una amenaza pública importante para nuestra salud –dice Süel–. La cantidad de medicamentos que llegan al mercado no está a la altura de la capacidad de las bacterias para hacer frente a esos medicamentos”.

Süel cree que los científicos pueden aumentar la potencia de los antibióticos existentes al manipular la capacidad de las bacterias para absorber el magnesio, en lugar de tener que desarrollar medicamentos completamente nuevos. La potencia de ciertas clases de antibióticos que se usan para tratar infecciones graves podría mejorarse en gran medida al restringir la forma en que las bacterias absorben el magnesio, lo que interfiere con la capacidad de las bacterias para usar iones de magnesio cargados en las defensas contra los antibióticos.

Fuente: infosalus.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!