¡Cuidado! Los niños que escuchan música con auriculares pueden sufrir pérdidas de audición

En la actualidad, la mayoría de los usuarios somos conscientes de los problemas que puede ocasionar en nuestros oídos escuchar la música demasiado alta. Sin embargo, los niños son más imprudentes y, aunque conozcan las consecuencias negativas de esta práctica para su salud, pueden dejarse llevar y subir el volumen más de la cuenta cuando no están bajo la supervisión directa de un adulto.

Y esto puede tener graves consecuencias. Así lo sugiere un estudio llevado a cabo por investigadores holandeses y publicado en JAMA Otolaryngology – Head & Neck Surgery. Los científicos se han basado en los datos de más de 3.000 niños con edades comprendidas entre los 9 y los 11 años adscritos a un estudio demográfico de larga duración, en el que se ha llevado a cabo un seguimiento de su salud general desde su nacimiento.

Del total de la muestra, 2.000 niños informaron que escuchaban música con auriculares habitualmente, y los resultados revelaron que el 14,2% tenía pérdida auditiva de alta frecuencia. Este problema de oído se trata de una pérdida auditiva que impide escuchar los sonidos agudos en frecuencias de 2.000 Hz o más altas, y una de sus causas es la exposición a ruidos fuertes de manera regular.

Teniendo en cuenta que esta discapacidad auditiva ha sido detectada en niños en edad escolar que todavía no se han visto expuestos a las fuentes más comunes de ruido, como la asistencia a conciertos y clubes nocturnos, los investigadores consideran que es posible que este elevado porcentaje de pérdida auditiva de alta frecuencia se deba al uso de reproductores de música portátiles.

“En primer lugar, los niños de 9 a 11 años crecen hoy en día con dispositivos electrónicos portátiles que se integran cada vez más en la vida diaria, aumentando aún más las posibilidades de una gran exposición”, explica en Gizmodo Carlijn M. P. Le Clercq, uno de los autores del estudio. “En segundo lugar, los niños de nuestra cohorte han envejecido unos años desde este estudio. Se necesitan más estudios para ver si la exposición aumentó y con qué consecuencias”.

Tras los resultados de este estudio, el equipo señala que se necesita más investigación para confirmar la asociación entre escuchar música con auriculares y la discapacidad auditiva en los niños, y mientras tanto recomiendan a los padres precaución.

Fuente: lasexta.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!