Crean un chicle para evitar la transmisión del coronavirus

En los Estados Unidos, investigadores crearon una goma de mascar, llamada CTB-ACE2, que contiene una proteína que atrapa las partículas del Covid- 19 y podría ayudar a frenar su transmisión. Se encuentra en la etapa experimental

Un chicle experimental, llamado CTB-ACE2, podría reducir en un 95% la carga viral del coronavirus en saliva. El hallazgo fue presentado por científicos de la Universidad de Pensylvania, en los Estados Unidos, quienes dieron una nueva una luz de esperanza al mundo en la lucha contra la pandemia.

La goma de mascar contiene una proteína que «atrapa» las partículas del Covid y podría limitar la cantidad de virus en la saliva y ayudar a frenar la transmisión cuando las personas infectadas estén hablando, respirando o tosiendo.

Según especificaron los investigadores, el chicle cuenta con copias de la proteína ACE2 que se encuentra en la superficie celular, sitio que el virus utiliza como puerta de entrada para penetrar en las células e infectarlas.

Además, el uso de esta golosina sería particularmente útil en países donde las vacunas aún no están disponibles. También, confirmaron que el sabor del chicle es muy parecido al de uno convencional.

Vacuna contra covid-19

Un estudio de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern en Chicago reveló cuán efectiva es la protección de una vacuna de ARNm, como Pfizer o Moderna, después de la dosis de refuerzo o del régimen original de dos inyecciones. Midieron las respuestas de la vacuna sobre 33 adultos sanos de mediana edad que recibieron su segunda dosis un promedio de nueve meses antes.

La diferencia está en que, antes de los refuerzos, sus niveles de anticuerpos disminuyeron hasta diez veces desde los niveles iniciales después de la segunda dosis. Entre seis a diez días después del refuerzo, sus niveles de anticuerpos se multiplicaron por 25 y eran cinco veces más altos que después de dos dosis de la vacuna.

En los voluntarios que tenían coronavirus antes de aplicarse la vacuna, sus niveles de anticuerpos después del refuerzo fueron 50 veces más altos que después de sus infecciones. «Debido a que estos niveles de anticuerpos son tan robustos, el refuerzo podría potencialmente brindarnos protección durante más tiempo que lo que vimos para dos dosis de la vacuna», dijo en un comunicado el coautor del estudio Alexis Demonbreun.

Fuente: baenegocios.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *