Azúcar, una adicción que lastima la salud de millones de mexicanos

Desde niños, los mexicanos exceden su consumo de azúcar a través de cereales dulces y bebidas lácteas endulzadas

El consumo excesivo de azúcar representa un problema para la salud de los mexicanos. De acuerdo con estudios consultados por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), el 19% de la mortalidad por diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos cánceres, está relacionada con la sobreingesta de azúcar (1).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los azúcares añadidos a productos ultraprocesados contribuyen a la densidad energética de las dietas, lo que a su vez trae como consecuencia obesidad y sobrepeso (2).

Un estudio revisado por LabDO, señala que la población mexicana en general consume 365 kilocalorías (kcal) al día de azúcares, de los cuales 238 kcal son azúcares libres o agregados, representando un 12.5% de la energía total consumida (3).

Ello coloca a la dieta del mexicano por encima de las recomendaciones emitidas por la OMS, quien ha determinado que máximo el 10% de la energía de la dieta provenga de este nutriente, aunque lo ideal sería que fuera el 5%, equivalente a 25 gramos de azúcar.

Y estos azúcares no solo están presentes en los refrescos, sino en todas las bebidas endulzadas, sean estas lácteas o jugos saborizados, y en otros productos como salsas, galletas, panes y postres en general. Una cucharada de salsa catsup, por ejemplo, contiene alrededor de 4 gramos de azúcares (4).

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señala que los azúcares libres representan el 43% de la energía alimentaria total presente en los productos ultraprocesados analizados en su estudio “Alimentos y bebidas ultraprocesados en América Latina”.

En el caso de México, las bebidas gaseosas aportan el 21.7% de la energía alimentaria proveniente de los productos mencionados; los jugos y bebidas endulzadas el 8.4%; salsas y aderezos, el 7.6% y yogures endulzados el 2.4 por ciento.

Además de estos, los cereales listos para consumir, pastelillos y dulces contribuyen a la ingesta excesiva de azúcar. El café y el té representan 12.7% del consumo de azúcar en adultos, y las aguas frescas y bebidas endulzadas en casa, el 10.5 por ciento (3).

De esta forma, el consumo de alimentos no recomendables con altos contenidos de azúcares agregados es alto en el país. De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018, el 85.8% de los adultos de 20 años y más consumen bebidas no lácteas endulzadas cotidianamente.

Los niños de 5 a 11 años presentan también altos consumos de estos productos. El 52.9% de ellos consumen regularmente cereales dulces, y el 38.2% bebidas lácteas endulzadas, siendo los grupos de edad con mayor ingesta de los mismos.

Fuentes:

  1. Braverman-Bronstein, A., Camacho-García-Formentí, D., Zepeda-Tello, R. et al. Mortality attributable to sugar sweetened beverages consumption in Mexico: an update. Int J Obes 44, 1341–1349 (2020). https://doi.org/10.1038/s41366-019-0506-x
  2. Organización Mundial de la Salud (2015). Guías para la ingesta de azúcares en adultos y niños. Disponible en: https://www.who.int/publications/i/item/9789241549028
  3. Tania G Sánchez-Pimienta, Carolina Batis, Chessa K Lutter, Juan A Rivera, Sugar-Sweetened Beverages Are the Main Sources of Added Sugar Intake in the Mexican Population, The Journal of Nutrition, Volume 146, Issue 9, September 2016, Pages 1888S–1896S, https://doi.org/10.3945/jn.115.220301
  4. Organización Mundial de la Salud (2015). La OMS hace un llamado a los países a reducir la ingesta de azúcar entre niños y adultos. Disponible en: https://www.who.int/news-room/detail/04-03-2015-who-calls-on-countries-to-reduce-sugars-intake-among-adults-and-children

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *