¿Sabes cómo interpretar el Libro Azul de carros?

Cuando llega el momento de vender un auto, una de las primeras cosas que uno escucha, sobre todo cuando queremos investigar la valuación de nuestro auto, es el famoso Libro Azul de carros. Pero, ¿sabes cómo interpretarlo? Suena más fácil de lo que realmente es.

Primero, ¿qué es el Libro Azul? En 1918, Les Kelley decidió, junto con su hermano, Buster, fundar una empresa de compra-venta de autos llamada Kelley Kar Company. En 1926, gracias a los datos recopilados por la naturaleza de su negocio, publicaron por primera vez el libro a manera de guía de referencia para valuar autos usados. Poco a poco, y con el paso de las décadas, el libro fue aumentando su influencia hasta convertirse en el referente absoluto para definir el valor promedio de los autos usados en transacciones entre particulares. En 1995, el libro dió el salto a nuestro país con una versión tropicalizada para el mercado mexicano bajo el nombre Guía EBC.

En esencia, el libro promedia el valor transaccional de cada auto, con sus diferentes versiones y años, para ofrecer una referencia a manera de guía de valor. Por supuesto, como con cualquier promedio, nunca debe ser tomado como Ley. El que sean referencias promediadas nos brinda la oportunidad de aumentar o disminuir el precio de nuestro propio auto según factores como condición mecánica, estética, kilometraje, etcétera. Por ello es que el valor de un auto en particular puede variar con referencia a lo que indica el Libro.

Otro error común es creer que existe una versión en línea del Libro Azul. La única versión oficial del Libro Azul se publica en formato físico, por lo que cualquier otra referencia, en línea o en otros medios, debe tomarse con cautela, pues no representa el valor oficial. El valor entre cada iteración del “libro azul” (sin mayúsculas) puede variar por porcentajes de hasta doble dígito.

Es importante tener en mente que el valor sugerido por la edición oficial del Libro Azul está diseñado para transacciones entre particulares. Si buscas venderle tu auto a una empresa, como una agencia o lote, e incluso empresas de compra directa, es conveniente no tomar en cuenta el valor publicado en el Libro Azul. De la misma manera, si buscas comprar un auto y notas que el precio de venta es mayor al valor sugerido por la guía consideres que generalmente existe un colchón de negociación, así como las variaciones en condición que ya comentábamos. Es completamente normal que un auto en excelentes condiciones tenga un precio mayor al de la guía, aunque también debemos saber discernir entre un auto en excelentes condiciones y otro en condiciones regulares. ¡Confía en tu sentido común!

Como puedes ver, lo que muchos recomiendan que chequemos al momento de vender un auto resulta no ser tan sencillo de interpretar. Aún en el caso de que conozcamos el estado exacto de nuestro coche y tengamos a la mano el valor de la edición oficial de la guía, para poder venderlo rápidamente será conveniente conocer la situación real del mercado en el momento y lugar en que nos encontremos. Según el modelo de auto, las ofertas pueden variar mucho de una colonia a otra, y ni hablemos en distintos códigos postales, por la ley de oferta y demanda. Prepárate para hacer tu tarea.

Si lo que quieres es vender tu auto de forma práctica, segura y sin riesgos, afortunadamente existen alternativas como VendeTuAuto.com, una empresa mexicana de compra inmediata de autos usados. Actualmente es el comercializador de autos usados más grande del país, lo cual habla de la seguridad y confiabilidad de sus procesos. Puedes entrar a su sitio, cotizar tu auto a través de su herramienta en segundos, programar una cita de inspección y visitar uno de sus puntos de compra para finalizar la transacción. Sin tareas, sin líos, sin riesgo.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!