Averigua en qué consiste el dropshipping y cuáles son sus beneficios

Dropshipping es un término utilizado en el mundo del comercio electrónico, el cual hace referencia al modelo de negocio en el que el dueño de una tienda online hace de intermediario entre los proveedores y los clientes, es decir, este no dispone de los productos, solo ofrece los que tienen los mayoristas con los que ha llegado a un acuerdo.

Durante los últimos años este sistema especial de venta online se ha vuelto muy popular, y es que un gran número de comercios electrónicos lo utiliza como su principal método de pedido y cumplimiento. No obstante, la persona que desea poner en marcha un negocio de este tipo debe tener presente que si desea que las entregas se realicen en cualquier parte del mundo, es imprescindible que se informe adecuadamente sobre la importación de productos.

¿En qué consiste el dropshipping?

A través de este modelo de negocio el dueño de la tienda online puede operar sin la necesidad de fabricar o tener un inventario, de disponer de un almacén en el que guardar los productos o de encargarse personalmente del envío de los mismos a los clientes. El propietario del ecommerce solo tendrá que asociarse con proveedores, los cuales serán los que se ocupen de la fabricación o almacenaje de una serie de artículos.

Cuando un cliente realiza un pedido en la tienda en línea, el comerciante será el encargado de comunicárselo al proveedor por correo electrónico. Este proceso puede hacerse manual o automáticamente. Una vez que este recibe el pedido, se ocupará de su preparación, su empaquetado y su posterior envío al cliente.

¿Cuáles son los beneficios del dropshipping?

Lo cierto es que es muy sencillo poner en marcha un negocio de dropshipping, sobre todo gracias a gestores de contenido como Oberlo. El interesado solo tendrá que crear un sitio web, encontrar un dropshipper adecuado y comenzar a vender.

Además, en comparación con otros modelos de negocio, los gastos que genera una tienda de dropshipping son muy bajos, y es que el individuo no tendrá que disponer de un almacén ni mantener un inventario ni preocuparse del envío de los productos a los clientes.

El propietario del comercio electrónico controlará su negocio desde cualquier lugar a través de un dispositivo con conexión a Internet. Con este modelo de negocio existen menos posibilidades de que los pedidos se dañen o se pierdan por el camino, ya que tan solo se envían una vez.

No tendrá que preocuparse si no consigue vender los productos que ofrece en su página porque no se encuentra comprometido con su inventario. Si el producto de un proveedor no se vende, solo tendrá que probar con otro. El individuo podrá dedicarle más tiempo a ampliar o a mejorar su negocio al no perderlo manipulando los productos.

Ten en cuenta estos consejos antes de comenzar un negocio de dropshipping

El interesado en montar una tienda de dropshipping debe estudiar antes de comenzar cuál va a ser su margen de beneficio, y es que los proveedores querrán un recorte significativo de sus ganancias al ser quienes hacen el trabajo pesado en su nombre.

También debe tener en cuenta que existe mucha competencia, por lo que debe hacer todo lo posible por trazar una buena estrategia empresarial que lo haga destacar de sus rivales en el sector. Cabe mencionar que un mismo proveedor puede producir productos para cientos de comerciantes.

A la hora de elegir un proveedor debe asegurarse de que este es de confianza. Debe huir de todos aquellos que le soliciten una cuota mensual por vender sus productos. Los mejores proveedores son aquellos que cuenten con una infraestructura en la que fabriquen o almacenen los productos, que sean puntuales en los plazos de entrega y que dispongan de una perfecta política de devolución y reembolso.

No te desesperes si al principio todo va muy lento

Los comienzos siempre son difíciles, por lo que el individuo debe armarse de paciencia si decide poner en marcha un negocio de dropshipping. Lo más probable es que al principio nadie sepa de su existencia, por lo que tendrá que buscar la forma de obtener visibilidad. Para ello debe aparecer en las redes sociales más frecuentadas por su público objetivo, usar la publicidad PPC, crear un blog en el que escriba contenidos de gran valor para su audiencia, etcétera.

Establecer la identidad de una marca implica tiempo y trabajo. Hay que tener en cuenta que el propietario de la tienda online no tiene control sobre cómo se presenta su marca al cliente, por lo que debe intentar llegar a un acuerdo con su proveedor para que este marque el envase con el nombre de la misma.

Además, para alcanzar el éxito en este mercado tan competitivo tendrá que mantenerse al tanto de los productos más demandados, encontrar a los proveedores adecuados y buscar clientes continuamente, lo cual a veces puede ser una tarea bastante complicada y abrumadora.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!